Los cadáveres de tres indígenas que habían sido reportados como desaparecidos hace un año fueron hallados el lunes en el noroeste del país, informaron autoridades indígenas.

William Carupa, presidente de Organización Indígena del departamento de Antioquia (OIA), explicó telefónicamente que en junio de 2011, en zona rural del municipio antioqueño de Zaragoza, bandas paramilitares asesinaron a dos aborígenes y desaparecieron a otros tres.

"Hoy la familia (de los desaparecidos) rescata los tres cuerpos en una fosa común", agregó Carupa, quien añadió que al parecer los victimarios fueron integrantes de un grupo narcoparamilitar conocido como "Los Rastrojos".

Las víctimas, de la etnia Zenú, fueron identificadas como Jorge Mejía Estrada, de 46 años, y sus hijos Steven Alberto, de 17, y Juan Camilo, de 16. Según Carupa, los tres cuerpos sin vida ya fueron identificados por sus familiares y el levantamiento está a cargo de autoridades judiciales.

Mejía Estrada, observó Carupa, era el gobernador de la etnia Zenú en Zaragoza.

El presidente de la OIA dijo que entre 2011 y lo que va corrido de 2012 en Antioquia han sido asesinados 18 indígenas.

De acuerdo con un informe divulgado la semana pasada por la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), que agrupa a las diferentes etnias colombianas, en el período que comprende enero a mayo de 2012 se han presentado 24 homicidios de indígenas.