El Senado de Argentina aprobó hoy por unanimidad un proyecto de declaración en el que rechaza en forma enérgica "la situación de ruptura del orden democrático y de la voluntad popular" en Paraguay, tras la destitución el pasado viernes de Fernando Lugo como presidente de ese país.

En una sesión especial, los senadores argentinos señalaron que en el juicio político a Lugo "no se respetaron las garantías del debido proceso y la defensa del presidente constitucional".

La Cámara alta manifestó su "solidaridad con el pueblo" de Paraguay y su compromiso con la defensa de la democracia en ese país y en toda la región.

Los senadores solicitaron a los presidentes del bloque, conformado por argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay -éste último vedado de participar en las reuniones del bloque-, que en la cumbre del próximo viernes en la ciudad argentina de Mendoza se adopten las medidas que crean "adecuadas" para "favorecer la vigencia de las cláusulas de compromiso democrático" en la unión.

Los parlamentarios argentinos indicaron además que promoverán en el Parlamento del Mercosur el "urgente tratamiento de la crítica situación político-institucional" de Paraguay.

En esta sesión especial estuvo presente el senador paraguayo Sixto Pereira, representante del Partido Tekojoja que integra el Frente Guazú (Grande) y que apoya a Fernando Lugo.

"El golpe que se dio en Paraguay es un golpe a la integración de América Latina", afirmó Pereira.