El Proyecto de la Biblioteca Virtual de las Letras Hondureñas será presentado mañana en Tegucigalpa, impulsado por la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (BVMC), informó hoy el embajador de España en Honduras, Luis Belzuz de los Ríos.

La iniciativa cultural es el punto de partida de lo que será la Biblioteca Virtual de las Letras Centroamericanas, una plataforma abierta centrada en aumentar la presencia actual de la cultura de los países centroamericanos en la BVMC, explicó.

La presentación se realizará en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (CCET), cuyo director es Álvaro Ortega.

La plataforma será coordinada por las bibliotecas nacionales de los países participantes, y a ella podrán sumarse otras instituciones y empresas aportando fondos bibliográficos, cooperación en el desarrollo del portal u otras actuaciones relevantes.

El embajador Belzuz de los Ríos destacó que la Biblioteca Virtual de las Letras Hondureñas tuvo su mayor impulso el pasado enero, con la visita que hizo a Tegucigalpa el príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, quien entonces también resaltó la importancia que tiene en el mundo la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes.

En el caso de Honduras, se ha creado un portal específico dedicado a las letras hondureñas, integrado en la Biblioteca Virtual de las Letras Centroamericanas, en el que participan las principales instituciones educativas y culturales encargadas de la difusión y preservación del patrimonio cultural hondureño.

Entre esas instituciones figuran la Biblioteca Nacional Juan Ramón Molina, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, y la Academia Hondureña de la Lengua.

El proyecto educativo en Honduras cuenta además con el apoyo del Centro Cultural de España en Tegucigalpa, en aplicación de la estrategia de cultura para el desarrollo y la línea "Relaciones entre Comunicación y Cultura con impacto en el Desarrollo", del plan Centro del CCET.

La BVMC nació en 1999 como una herramienta de difusión de la cultura, al crear un fondo virtual de obras clásicas en lenguas hispánicas con un sistema de ordenación y búsqueda similar a una biblioteca y acceso gratuito desde cualquier lugar del mundo a través de internet.

El embajador de España agregó que la idea de una monumental biblioteca sin fronteras obtuvo el respaldo del Banco Santander y la Fundación Botín, que decidieron apoyar el proyecto en su integridad para su desarrollo en la Universidad de Alicante.