El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, defendió hoy la puesta en marcha de un sistema bancario europeo integrado que implique un único regulador y un único fondo de garantía de depósitos.

Durante un curso sobre la crisis del euro organizado en la ciudad de Santander por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Cano sostuvo que para salir de la crisis Europa precisa una "unión política, fiscal y bancaria" y descartó que vaya a producirse una ruptura del euro.

La unión financiera implicaría unas "mismas reglas de juego" y debería incluir también un único "mecanismo común para reestructurar las entidades financieras".

Además, pidió "una hoja de ruta clara y calendario concreto" sobre las medidas económicas que se piensan aplicar en la Unión Europea (UE) porque "es lo que los mercados están esperando".

También demandó "voluntad política" para "acabar" con la crisis, que pasaría por zanjar de una vez por todas las especulaciones sobre posibles abandonos del euro.

"La continuidad del euro no admite discusión", subrayó Cano, quien sostuvo que los costes de la salida de un país del euro son mayores que los beneficios, y aseguró que "Europa va a salir mucho más integrada y mucho más fortalecida de esta crisis".

El consejero del BBVA subrayó que el sistema financiero español está liderado por entidades sólidas e incidió en que las necesidades adicionales de financiación son manejables y limitadas, "muy por debajo del apoyo que Europa ha puesto a su disposición".

En este sentido, recalcó que las tres principales entidades españolas no requieren ese capital, lo que, en su opinión, confirma la solvencia del sistema financiero nacional, "que es estructuralmente más fuerte que en el pasado". EFE