El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, retornó hoy a sus labores habituales nueve días después de haber sido sometido a una cirugía de drenaje de coágulos en su cabeza, informaron fuentes de su despacho.

El alto cargo, de 52 años, "se reintegró este lunes a sus funciones, luego de realizar una visita protocolaria al vicepresidente de la República, Angelino Garzón, en la Clínica Reina Sofía al norte de la ciudad", señaló un comunicado firmado por su jefe de prensa, Rodrigo Silva.

Garzón, de 65 años, fue internado el pasado 14 de junio aquejado de una infección de próstata, pero tras unos días en la clínica se presentó una dolencia cerebrovascular de la que el lunes pasado fue operado de urgencia.

Petro, por su parte, fue dado de alta la semana pasada y al regresar hoy a su despacho, en el centro de Bogotá, "fue recibido con aplausos por funcionarios de las diferentes dependencias de la Alcaldía", según el reporte de su jefe de prensa.

El alcalde fue intervenido quirúrgicamente en la Fundación Santa Fe, también en la zona norte bogotana.

"Por recomendación médica el mandatario capitalino no debe extender su jornada laboral, evitar el exceso de ejercicios y atender los casos de mayor urgencia en los que se requiere su intervención", añadió el comunicado.

Petro atenderá este lunes "reuniones internas y privadas" con algunos de sus funcionarios.