Un grupo de dominicanos protestó hoy en una histórica plaza de Santo Domingo contra la destitución el pasado viernes del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, y pidió su restitución argumentado que se trató de un golpe de Estado.

Bajo una pancarta con los colores de la bandera paraguaya y en la que se leía "No al golpe de Estado en Paraguay, fuera las manos yankee", poco más de medio centenar de personas se congregó en la Plaza de la Independencia para expresar su solidaridad a Lugo, destituido después de que el Senado de ese país lo declarara "culpable" de mal desempeño en sus funciones.

Uno de los organizadores, Fidel Santana, dijo a Efe que la situación que se vive en Paraguay, que calificó de difícil, "comenzó en Honduras, sigue en Paraguay, toma impulso en Bolivia" y que países como Nicaragua y Venezuela "están en la mirilla".

Santana, excandidato a la vicepresidencia dominicana en las elecciones de mayo pasado por el minoritario Partido Frente Amplio, acusó de esto a EE.UU. que, según dijo, "busca retomar el terreno que ha perdido en la región" y forma parte "de un plan que busca revertir el avance de la izquierda" en América Latina.

El mandatario dominicano, Leonel Fernández, condenó el mismo viernes de forma "enérgica" la "forma ilegal y antidemocrática" como, en su opinión, fue sustituido Fernando Lugo de la Presidencia paraguaya y pidió a la comunidad internacional no reconocer al nuevo Gobierno del país suramericano, que encabeza el hasta entonces vicepresidente de esa nación, Federico Franco.

La crisis en Paraguay se desató por el "juicio político" al mandatario paraguayo, producto de la muerte de seis policías y once campesinos en el desalojo de una hacienda el pasado día 15.