Tramos de un importante autopista interestatal que cruza el norte de la Florida fueron cerrados el martes por inundaciones provocadas por la tormenta tropical Debby que amenaza con acumulaciones de más de medio metro en la región.

Después de azotar la costa de la Florida sobre el Golfo de México con fuertes vientos y lluvias torrenciales, la tormenta tropical Debby prometía continuar con las mismas características en los próximos días mientras seguía merodeando el área sin parecer tener intención de llegar a tierra.

El Centro Nacional de Huracanes dijo el martes que Debby se encontraba a 137 kilómetros (85 millas) al oeste de Cayo Cedar, Florida, y se desplazaba hacia el este a una velocidad de 4.83 kilómetros por hora (3 mph). Llevaba vientos máximos sostenidos de 72 kilómetros por hora (45 mph), con las justas el nivel de una tormenta tropical. Sin embargo, la tormenta ha hecho sentir su presencia durante todo el lunes.

La Patrulla de Caminos de la Florida cerró tramos de la Interestatal 10 en el norte de la Florida en la madrugada del martes debido a las inundaciones y advirtió a los conductores a que tengan extrema cautela en otras partes de la autopista.

Previamente algunos caminos quedaron destruidos como el Bayshore Boulevard, de Tampa. Los residentes trataban de salvar sus pertenencias de sus viviendas inundadas en las áreas bajas. En un momento el lunes, los fuertes vientos y la preocupación por inundaciones las autoridades llevaron al cierre de dos rutas importantes que van desde Tampa Bay hasta St. Petersburg: el puente Howard Frankland de Tampa y la autopista Sunshine Skyway desde el sudeste.

Antes de caer la noche del lunes, Debbie había provocado una acumulación de más de un pie de lluvia en algunas parte durante 96 horas.

Y los meteorólogos prevén que la lluvia continuará, con acumulaciones de 15 a 30 centímetros (6 a 12 pulgadas) por el norte de la Florida y 10 a 20 centímetros (4 a 8 pulgadas) en el centro del estado.

Se calcula que unas 35.000 viviendas y negocios se quedaron sin electricidad.

El gobernador Rick Scott declaró el estado de emergencia en todo el estado.

Un alerta de tormenta tropical continuaba en vigencia para el martes por la mañana sobre un tramo de 725 kilómetros (450 millas) del litoral desde Mexico Beach en el noroccidente de Florida hasta Englewood, en el sur de Sarasota.

Los meteorólogos advirtieron que Debby es un extenso fenómeno atmosférico con fuertes vientos e intensas lluvias a gran distancia de su vórtice.

___

Farrington reportó desde la Isla de Saint George. Los periodistas de The Associated Press, Freida Frisaro y Christine Armario en Miami; Gary Fineout en Tallahassee; y Dee-Ann Durbin en Detroit contribuyeron a este despacho.