El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció hoy que asistirá este miércoles en Lima a una cumbre extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para tratar la crisis en Paraguay, aunque el organismo aún no ha confirmado oficialmente la celebración de la reunión.

"La semana pasada fue dura. Parece que ésta también lo será. Miércoles iremos a Lima para reunión de UNASUR por crisis paraguaya", escribió Correa en su cuenta de Twitter.

La idea de celebrar una cumbre extraordinaria de Unasur en Lima fue lanzada por el Gobierno de Perú tras la destitución de Fernando Lugo como presidente de Paraguay este viernes, pero, según dijeron hoy a Efe en la Secretaría General del organismo, que está en Quito, no hay confirmación oficial de la cita todavía.

El Gobierno peruano tampoco ha vuelto a informar de su invitación.

Se da la circunstancia de que Paraguay es actualmente el presidente pro témpore de Unasur, formada también por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Correa fue uno de los primeros líderes latinoamericanos en rechazar la destitución de Lugo, llevada a cabo el viernes por el Senado paraguayo tras ser sometido a un juicio político por mal desempeño en sus funciones.

Lugo, que había acatado el viernes el fallo del Senado, aseveró el domingo que ha sido víctima de un "golpe de Estado parlamentario" y que el nuevo Gobierno paraguayo carece de legitimidad.

El hasta ahora vicepresidente paraguayo Federico Franco, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), asumió el pasado viernes la Presidencia, según el mecanismo de sucesión establecido en la Constitución del país austral.