El primer ministro chino, Wen Jiabao, propuso hoy al Mercosur estudiar si es factible la creación de un área de libre comercio común, una propuesta que los presidentes del bloque suramericano analizarán este viernes, en su cumbre semestral.

Jiabao hizo esta propuesta en una vídeoconferencia desde Buenos Aires, junto a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y con los mandatarios de Brasil, Dilma Rousseff, y de Uruguay, José Mujica.

En el diálogo no participó ningún representante de Paraguay, país sin relaciones diplomáticas con China, y miembro del Mercosur, pero suspendido el pasado domingo en su derecho de participar en las reuniones del bloque tras la destitución del presidente Fernando Lugo.

Jiabao propuso a los mandatarios suscribir una declaración conjunta sobre el fortalecimiento de las relaciones mutuas, que será analizado por los presidentes del Mercosur en la cumbre que se celebrará este viernes en la ciudad argentina de Mendoza.

"Debemos realizar estudios de factibilidad sobre el establecimiento de una zona de libre comercio entre China y Mercosur", dijo Jiabao al enumerar sus propuestas al bloque suramericano.

La declaración propuesta por China también incluye un compromiso mutuo de "reforzar la comunicación y confianza estratégicas" y "profundizar la cooperación" en todos los campos, incluido el comercial, con vistas a duplicar para 2016 el volumen de los intercambios respecto a los del año pasado.

En 2011 China exportó a Mercosur por 48.451 millones de dólares, un 34,5 por ciento más que en 2010, mientras que importó desde el bloque suramericano por 51.033,7 millones de dólares, con un alza interanual del 37,9 por ciento.

Aunque el balance es superavitario para el Mercosur, esto se debe a la incidencia del volumen de comercio de China con Brasil, pues los otros tres socios del bloque tuvieron en 2011 déficit en su comercio con el gigante asiático.

Tras escuchar la propuesta de Jiabao, el presidente de Uruguay, una de las economías más pequeñas del Mercosur, dijo que el "acercamiento que ofrece China" es un "desafío" ya que esta "alianza", de concretarse, debe forjar una "relación equitativa y compensatoria".

"El proyecto del Mercosur ni por asomo está terminado. Este desafío nos pone una especie de norte porque todos sabemos lo que significa China y no hay que disimularlo: es el gran comprador y el gran vendedor de nuestra época", destacó Mujica.

Fernández dijo que la propuesta china representa una "oportunidad histórica" para el Mercosur y se mostró confiada en llegar a acuerdos "que combinen los intereses de ambas partes".

Rousseff consideró prioritario estrechar la cooperación con China, en particular en un "escenario de crisis internacional, que parece extenderse".

"Es una estrategia para evitar que la crisis contamine a nuestros mercados y se extienda a nosotros", apuntó.

Wen dijo además que China está "interesada en ampliar aún más las inversiones mutuas y la cooperación financiera" con el Mercosur y propuso celebrar un diálogo entre los cancilleres de China y de los países del bloque suramericano en la segunda mitad del año para coordinar posiciones sobre temas regionales e internacionales.