El gobierno chileno descartó hoy la adopción de sanciones comerciales o medidas "que afecten al pueblo paraguayo" a raíz de la destitución de Fernando Lugo como presidente del país por parte del Congreso.

"Chile no va a tomar medidas que signifiquen un daño a la población de Paraguay, (como) llegar al extremo de las sanciones comerciales", sostuvo al respecto el canciller chileno, Alfredo Moreno, en declaraciones al Canal 13 de televisión.

En otra entrevista, con Radio Cooperativa, el canciller hizo hincapié en que para el gobierno de Sebastián Piñera, el juicio político que terminó con el mandato de Lugo fue "legal, pero ilegítimo".

"El proceso, que es legal, se convirtió en un proceso ilegítimo, como han señalado diversos países. Desgraciadamente se ha puesto una mancha en el procedimiento que desde su origen es legal", sostuvo Moreno respecto de la destitución de Lugo y su reemplazo por Federico Franco, su hasta entonces vicepresidente.

"El punto es que aquí no hubo un debido proceso, no hubo la posibilidad de que el presidente se pudiera defender frente al juicio que se estaba iniciando en la Cámara y en el que el Senado opera como tribunal", detalló.

"Se le informó un día en la noche, se le dieron 15 horas para que pudiera presentar su defensa al día siguiente, en la mañana, tuvo dos horas para hacerlo, y fue destituido de inmediato", añadió Moreno.

Este domingo, el presidente de Chile, Sebastián Piñera anunció la llamada a consulta del embajador chileno en Paraguay, Cristián Maquieira.

"Le hemos pedido al embajador que venga a Chile para que ayude a juzgar lo que está sucediendo en Paraguay", explicó hoy el canciller Moreno, que añadió que la posición definitiva de Chile se tomará después de analizar la situación en el marco de las cláusulas democráticas que existen en la región.

"Tenemos aspectos que se denominan cláusulas democráticas en muchas de las organizaciones en las que estamos, y tenemos que ver cómo se aplican a una situación como ésta", explicó.

"Por eso los presidentes se van a juntar en los próximos días, para definir eso", añadió.

"La actitud chilena ante el Gobierno de Federico Franco se definirá en conjunto con Mercosur y Unasur, en miras a las cláusulas democráticas, remarcó.