El tenista argentino Juan Ignacio Chela, derrotado hoy a manos del eslovaco Martin Klizan por 7-5, 3-6, 7-6(6), 1-6 y 11-9 en cuatro horas y 53 minutos, aseguró tras el encuentro estar "triste" por el partido, pero "contento por aguantar cinco horas".

"Estoy triste por el partido de hoy, pero también contento porque pude aguantar casi cinco horas de encuentro. Jugué con algunas molestias, pero pude realizar el tenis que me gusta", declaró el argentino a la Agencia Efe.

Chela consiguió igualar el encuentro en dos ocasiones, pero perdió el partido después de un igualado y extenuante quinto set que se resolvió con un ajustado 11-9 a favor del eslovaco.

"Fue un partido duro y cerrado hasta que le rompí el servicio y saque para ganar el encuentro. Ahí tuve una oportunidad de lograr la victoria, pero no pudo ser. En ese momento empecé a jugar algo más pasivo y él tomó la iniciativa y me rompió el servicio", añadió el argentino, número ochenta y tres en la clasificación mundial de la ATP.

Chela confía ahora que las lesiones le respeten para así "encarar de la mejor forma posible" el resto de torneos del calendario.

"Ha sido una temporada extraña para mí, me desvié algo en el ránking. Confío en jugar sin dolor los torneos que me quedan y acabar el año entre los cien primeros", concluyó el argentino.