La Armada decomisó un semisumergible que calcula podía transportar unas ocho toneladas de drogas para distintos grupos criminales colombianos, informaron el lunes las autoridades.

La nave fue hallada el domingo, pero sólo hasta la jornada la pudieron sacar desde las orillas de un río en una zona selvática del municipio de Mosquera, en el departamento de Nariño y a unos 550 kilómetros al suroeste de Bogotá, indicó el vicealmirante Rodolfo Amaya, comandante de la Fuerza Naval del Pacífico.

La nave está en camino a una base de la Armada, dijo el oficial en diálogo telefónico.

El semisumergible, de 20 metros de largo, cuatro de ancho y fabricado en fibra de vidrio, fue el segundo de su tipo decomisado en lo que va de año, agregó Amaya.

No hubo detenidos, ni encontraron droga dentro del aparato, que la Armada cree pertenecía al grupo Los Rastrojos, una banda de narcotraficantes, añadió Amaya. La nave podía además llevar a cuatro tripulantes y su construcción pudo costar un millón de dólares, señaló.

Desde 1993, cuando se registró la primera incautación de un semisumergible, se han hallado y destruido 77 de estos artefactos, de los cuales al menos 60 estaban en el Pacífico colombiano, dijo la Armada en un comunicado.

Del total de naves incautadas y destruidas, dos era sumergibles, o "artefactos que pueden navegar totalmente sumergidos bajo el agua", añadió la Armada en su nota divulgada en un correo electrónico.