A un mes del arranque de los Juegos Olímpicos de Londres, Arabía Saudí parece tener todo dispuesto para incluir por primera vez a mujeres dentro de su delegación de deportistas.

La medida responde a la fuerte presión que ha recibido la monarquía ultraconservadora en el país musulmán para otorgar más derechos a las mujeres y permitirles competir en actividades deportivas.

Las discusiones de las autoridades saudíes sobre enviar a mujeres a los Juegos se han mantenido bajo hermetismo para evitar una reacción negativa de la influyente jerarquía religiosa. En Arabia Saudí, las mujeres afrontan muchas restricciones en la vida pública, entre esas la prohibición de conducir autos.

Arabia Saudí es uno de los tres países que nunca han tenido mujeres en sus equipos olímpicos, junto a Qatar y Brunei. El Comité Olímpico Internacional mantiene negociaciones con las autoridades saudíes y un comunicado de la embajada del país en Londres señaló que toda mujer que se clasifique a los Juegos podrá participar.

"El Reinado de Arabia Saudí quiere una participación integral en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 por medio del Comité Olímpico de Arabia Saudita, que se encargará de la supervisión de las mujeres atletas que pueden clasificarse a las justas", indicó el comunicado.