La prensa francesa dio hoy por merecida la derrota por 2-0 de su equipo contra España en los cuartos de final de la Eurocopa 2012, considerando que Francia no dio en ningún momento la impresión de poder ganar.

"¡Qué tristeza!", titula "Le Parisien" en su portada, en la que subraya que se trató de una pérdida "amarga" sobre todo porque los jugadores de Laurent Blanc "no estuvieron a la altura de los acontecimientos".

El diario critica la estrategia demasiado defensiva del seleccionador galo e insiste en que los franceses "no preocuparon nunca" a los actuales campeones del mundo y de Europa y, peor todavía, no hicieron vibrar a su afición.

"La victoria de España es lógica", añade "Le Parisien", según el cual el combinado de Vicente del Bosque confirmó su supremacía y demostró "una vez más" que es mejor que Francia, cuya derrota se atribuye también a la débil actuación de Karim Benzema, que se va sin haber marcado ningún tanto en la competición.

El diario deportivo "L'Équipe" titula con otro gráfico "SOS Fantasmas", que ilustra con una foto en la que Álvaro Arbeloa ayuda a Benzema a levantarse, pero en la que se apresura a destacar que pese a ese gesto "el mejor equipo del mundo no tuvo piedad".

"Los Bleus no inyectaron ni la locura ni la calidad necesaria a su juego como para perturbar a una España muy minimalista", añade en su edición de hoy, en la que considera que el balance de la selección tricolor en esta Eurocopa está carente de talento "y será fácilmente olvidado".

Para "L'Équipe", Benzema, la esperanza gala, se mostró "torpe y demasiado alejado de las zonas decisivas", con un juego que a su juicio hizo gala de cierta desesperanza en un partido en el que no consiguió salvar "su Eurocopa fallida".

"Eliminada por un equipo de España taciturno, que no ha temblado ni jugado, (Francia) quita la competición sin dejar huella, pero escoltada por antiguos fantasmas que afectarán sólidamente su imagen y su futuro", concluye ese diario, que reconoce que para los españoles "fue fácil, lo que no quiere decir que fuera bonito".

"Le Monde", crítico también con su propia selección, lamenta que los "Bleus" salgan de la Eurocopa "con la cabeza baja", y cree que aunque "los hombres de Blanc podrán decir que cumplieron su objetivo clasificándose para cuartos de final", teniendo en cuenta el juego de sus últimos dos partidos "no podían esperar más".

La edición digital de "France Football" expresa igualmente que el resultado es "amargo, decepcionante y sobre todo extremadamente frustrante", pero admite que los franceses obtuvieron lo que se merecieron: "Una derrota sin gloria", la primera contra esa formación en competición oficial, sin haberlo verdaderamente intentado.

Ese digital observa que aunque Francia creó alguna oportunidad "ninguna fue realmente merecedora de ese nombre", y hace hincapié en que "los protegidos de Del Bosque" se contentaron con gestionar su ventaja.

En esa línea se expresa también "Le Figaro", según el cual "La Roja no forzó su talento para hacerse con unos Bleus demasiado difusos", y que en este campeonato "nunca convencieron sobre su verdadera capacidad para ir más lejos".