Inglaterra no pudo superar la maldición de los penaltis y fue eliminada por Italia desde los once metros, una situación que repite por sexta vez desde el Mundial de 1990, cuando fue eliminado del mismo modo por Alemania.

Desde entonces, el conjunto británico ha participado en ocho grandes torneos internacionales y ha sido apeado de ellos de ese modo en media docena de ocasiones. Las penas máximas han dejado a Inglaterra sin la posibilidad de levantar un trofeo desde que lo hiciera en su Mundial en 1966.

La lista es larga. Tras la primera eliminación en 1990, sumó las de los Mundiales de Francia 1998 y Alemania 2006 y las de las Eurocopas de Inglaterra 1996 y Belgica y Holanda de 2004. Hoy, Italia ha vuelto a cerrar las puertas de la clasificación a una selección que no tiene suerte desde los once metros.

En los 22 años de maldición, la nómina de futbolistas que han fallado una pena máxima es extensa: A Ashley Young y Ashley Cole, que erraron hoy, se les unen David Platt, Peter Beardsley, Paul Ince, David Batty David Beckham, Darius Vasse, Frank Lampard, Jamie Carragher y Steven Gerrard.