La iglesia católica de El Salvador lamentó hoy la "preocupante" situación por la que está pasando Paraguay, tras la destitución de su presidente Fernando Lugo, y aseguró que dejó como lección para los países latinoamericanos que deben ser "muy respetuosos de la democracia".

"Esta circunstancia en Paraguay es preocupante y esperamos que se restablezca el ambiente de la mejor manera para que este pueblo continúe en su democracia", dijo hoy el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, en su rueda de prensa habitual tras la misa dominical en la Catedral Metropolitana.

"Encomendamos al Señor esta situación de la hermana república de Paraguay y ojalá que no signifique un quebrantamiento de la democracia", añadió

Al tiempo que señaló que la lección que deja está problemática "para Latinoamérica, para el mundo," es que deben ser "muy respetuosos de la democracia" para no caer en una "situación de crisis política como en la que ha caído Paraguay".

"Ojalá en ningún país de América Latina, que son países (...) con democracias jóvenes recientes, (lleguen) a estos fenómenos, que en definitiva son muy lamentables", enfatizó.

Fernando Lugo fue destituido el viernes por el Senado tras un "juicio político" al ser hallado culpable de mal desempeño, y en su lugar asumió como jefe de Estado Federico Franco.