Se completó la tercera jornada del preolímpico de atletismo de Estados Unidos y el velocista Justin Gatlin ganó la prueba de los 100 metros lisos masculinos con un tiempo de 9,98 segundos.

Gatlin quedó lejos del récord nacional (9,69) que posee Tyson Gay, que fue segundo (9,86), y mostró estar recuperado de las lesiones que no le permitieron entrenar hasta el pasado marzo.

El tercer puesto fue para Ryan Bailey (9,93), de 23 años, que también estará en los próximos Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Gatlin, de 30 años, tuvo una gran salida y se mantuvo siempre en control de la carrera, mientras que Michael Rodgers, que había hecho al comienzo de la jornada el mejor tiempo en las semifinales, quedo cuarto.

El nuevo campeón nacional dijo que estaba ilusionado y no tenía palabras con lo conseguido después de pasar por el calvario del dopaje y la suspensión de cuatro años que le impidió competir en Pekín 2008, donde no pudo defender la medalla de oro ganada en Atenas 2004.

"Creo que dejé que mi corazón me llevase, luego hice las cosas correctas y al final confirmar que todavía tengo energía dentro de mi cuerpo para dar", declaró Gatlin. "Confío que la misma me alcance para lograr otra medalla de oro".

Tampoco se batieron marcas en la final de los 400 metros lisos masculinos, que como se esperaba ganó el actual campeón olímpico LaShawn Merritt con un tiempo de 44,12 segundos.

Le siguió Tony McQuay (44,49 segundos), mientras que Bryshon Nellum ocupó el tercer lugar (44,80).

Nellum, de 24 años, logra el sueño de estar en unos Juegos Olímpicos después de superar la tragedia de haber recibido varios disparos en sus piernas cuando abandonaba un restaurante cerca del campus de la Universidad del Sur de Califonria, al concluir una fiesta de Halloween, en noviembre del 2008.

"Es lo más grande que me podía pasar en mi vida, haber superado todas las adversidades y ver compensado mi esfuerzo con el sueño de estar en unos Juegos Olímpicos", comentó Nellum.

La cruz de la prueba fue eliminación de Jeremy Wariner, medalla de plata en Pekín 2004 y de oro en Atenas 2004, que concluyó en sexta posición con un tiempo de 45,24 segundos.

En otras finales masculinas, Marquise Goodwin, un receptor abierto de fútbol americano con la Universidad de Texas, ganó la de salto de longitud con un registro de 8,33 metros, seguido por Williams Claye que llegó a los 8,23 con su mejor salto y George Kitchens Jr. fue tercero (8,21).

Reese Hoffa ganó la final de lanzamiento de peso con marca de 22 metros, seguido por Ryan Whiting que llegó hasta los 21,66 y Christian Cantwell, medalla de plata en Pekín 2008, tercero.

La competición femenina dejó a Sanya Richards-Ross como la ganadora en la final de los 400 metros lisos con un tiempo de 49,28 segundos, lejos de la mejor marca nacional (48,70), pero en buena forma de cara a Londres 2012.

Dee Trotter Saucony (50,02) ocupó el segundo lugar y Francena McCorory (50,43), fue tercera.

El la final de salto de pértiga, Jennifer Suhr, medalla de plata olímpica y récord nacional, con marca de 4,60 metros, fue la ganadora, seguida de Becky Holliday, que estableció 4,55 y Lacy Janson quedó en tercer lugar con el mejor intento de 4,50 metros, lo que les permitió a las tres estar en Londres.

Tampoco hubo sorpresa en la final del lanzamiento de disco femenino con la campeona olímpica Stephanie Brown Trafton como la ganadora al conseguir un registró de 65,18 metros, lejos del récord nacional (67,67) que está en poder de Suzy Powell-Roos, desde el 2007, que quedó en tercer lugar (60,20) con Aretha Thurmond (62,23 metros) segunda.

La jornada de mañana, lunes, la cuarta del preolímpico, que se disputa en la pista de Hayward Field, en Eugene (Oregón), con la participación de más de 1.000 atletas para 100 pases a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, tiene programadas las finales masculinas de 800 metros, salto de altura y lanzamiento de jabalina.

Mientras que en la competición femenina las finales corresponderán a las de 800 metros y triple salto.