Jugar ante el campeón España en la Eurocopa se ha vuelto cada vez más difícil, pero al menos Portugal ha tenido 48 horas adicionales para intentar dilucidar una forma de contrarrestar las distintas estrategias españolas.

La Roja ha alternado entre una ofensiva tradicional encabezada por el atacante Fernando Torres y un mediocampo de seis hombres con Cesc Fábregas como centro delantero. Este último fue elegido como referente de ataque en la victoria del sábado por 2-0 sobre Francia.

España regresa al estadio Donbass para enfrentar a sus vecinos ibéricos el miércoles en una de las semifinales de la Euro, y es posible que el técnico Vicente del Bosque vuelva a salir con seis hombres en la media cancha. Del Bosque ha utilizado este sistema ante los rivales más difíciles, como Italia, campeón del Mundial de 2006, en el primer partido de ambos en el Grupo C que terminó empatado 1-1.

Hace dos años España derrotó 1-0 a Portugal en la Copa del Mundo en Sudáfrica, que finalmente ganó. Aunque han sido algo deslucidas, las tácticas españolas mostraron ser efectivas para nulificar a sus rivales y han ayudado a mantener el destacado desempeño defensivo del equipo.

Desde que finalizó su participación en la etapa de grupos de la Euro de 2008, España no ha concedido ni un solo gol en las etapas eliminatorias de ningún torneo importante, una racha de ocho partidos.

Para los portugueses, que ya han estado buscando formas de afectar el juego de España, podría ser una verdadera bonificación el hecho de tener dos días adicionales para recuperarse de su triunfo el jueves sobre la República Checa en los cuartos de final.

"Tenemos dos días menos de descanso que ellos y lo que tenemos que hacer es descansar y preparar las semifinales bien", señaló Del Bosque.

El técnico dijo que el cambio en el clima también ha cansado a su equipo, que entrenará Gdansk en el norte de Polonia, donde el aire es más frío, antes de regresar el martes al calor y la humedad del este de Ucrania.

La victoria de España mantuvo vivas las posibilidades de una final entre españoles y alemanes, algo que Laurent Blanc, el entrenador de Francia, considera que es lo más probable. Alemania enfrentará a Italia o Inglaterra en la semifinal del jueves.

"Hasta este momento de la Euro hay dos equipos que han mostrado que son los más fuertes, que son los verdaderos favoritos, y ellos son Alemania y España. Eso no es tan sorprendente", dijo Blanc.

"Es muy difícil ganarle a España. Uno tiene que ser muy eficiente frente a España, con muy poco tiempo (del equipo rival) con la pelota. Es muy difícil para todos los equipos, pero Alemania está mostrando que tal vez puede tener un mejor resultado (frente a los españoles)".

España derrotó 1-0 a los alemanes en las semifinales del Mundial de Sudáfrica, y también los venció por el mismo marcador en la final de la Euro de 2008 gracias a un gol de Torres. Desde entonces el atacante del Chelsea no ha encontrado su mejor forma con la selección nacional y, aunque ha anotado dos goles en el torneo, es improbable que vuelva a salir como titular por tercera vez.

Todos los rivales buscan modificar su estrategia ante España, y Portugal no debería ser la excepción. Pero la Roja mantendrá su estilo sin atemorizarse ante el astro portugués Cristiano Ronaldo.

"Creo que la presencia de Ronaldo no va a condicionarnos; nuestro estilo va a seguir ahí presente. Insistiremos en lo mismo, pero no cabe duda de que enfrentarnos a Cristiano es una preocupación evidente", afirmó Toni Grande, ayudante de Del Bosque, durante una conferencia de prensa.

"Es fuerte físicamente, un goleador, pero conservaremos nuestro estilo y ojalá sigamos con lo mismo", agregó.

___

Paul Logothetis está en Twitter como: www.twitter.com/PaulLogoAP