La última tortuga terrestre gigante de las Islas Galápagos, conocida popularmente como el "Solitario George", falleció el domingo, informó el Parque Nacional Galápagos.

Con la muerte del quelonio, "se extingue la especie en la isla Pinta", donde se encontraba un centro de crianzas, señaló en un comunicado.

Las causas de la muerte del "Solitario George" se conocerán una vez que se realice la necropsia respectiva, añadió el reporte.

La tortuga, cuya edad se presume superaba los 100 años, fue encontrada en 1972, fecha desde la cual ingresó al programa de crianza en cautiverio. Era la única sobreviviente de la especie de la isla Pinta (Chelonoidis abingdoni).

Varios fueron los intentos por lograr reproducir al quelonio, entre ellas con hembras de la especie del volcán Wolf en la isla Isabela, con el que logró aparearse tras 15 años. Sin embargo, los huevos "resultaron infértiles", se informó.

En sus últimos días se encontraba en un corral de hembras de la especie de la isla Española.

Un taller internacional sobre las estrategias para el manejo de poblaciones de tortugas en los próximos diez años se realizará en julio en honor al "Solitario George", afirmó el director del Parque, Edwin Naula.

"Su legado será un mayor esfuerzo en investigación y gestión para restaurar la isla Pinta y todas las otras poblaciones de tortugas gigantes de Galápagos", acotó.

Las islas Galápagos están ubicadas en medio del océano Pacífico, a 1.000 kilómetros (620 millas) del territorio ecuatoriano, y están habitadas por especies animales y vegetales, terrestres y marinas, únicas en el mundo, lo que motivó que en 1978 fueran declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad por Naciones Unidas.