El Gobierno alemán cerró hoy un acuerdo con los estados federados para que éstos den el viernes su imprescindible apoyo en el Bundesrat, la cámara regional, al pacto fiscal para Europa que propugna la canciller Angela Merkel.

"Tenemos un acuerdo", dijo el jefe del Ejecutivo de Sajonia-Anhalt, el cristianodemócrata Reiner Haseloff, al final del encuentro en Cancillería, que se prolongó bastante más de lo previsto.

El acuerdo preserva la autonomía presupuestaria de los estados federados, compromete a Berlín a asumir las posibles sanciones por incumplimiento del pacto fiscal que cometan las regiones hasta 2019 e introduce a partir del año que viene una emisión conjunta de deuda soberana.

Además, se apuntan sin detallar una serie de contraprestaciones financieras y compensaciones que deberán articularse en los próximos años para los estados federados o "Länder", ya que la entrada en vigor del pacto fiscal afectará a sus cuentas.

Estas medidas van desde el incremento de las ayudas a la inserción de los discapacitados al aumento de plazas en las guarderías públicas.

Por parte del Gobierno central acudieron a la cita el jefe de Cancillería, Ronald Pofalla, y los ministros de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y Economía, Philipp Rösler.

Representando a los estados federados se sentaron en la mesa de negociación los jefes de los Ejecutivos de Baviera, el cristianosocial Horst Seehofer; Sajonia-Anhalt, el cristianodemócrata Reiner Haseloff; Hamburgo, el socialdemócrata Olaf Scholz; Baden-Württemberg, el verde Winfried Kretschmann; y Renania-Palatinado, el socialdemócrata Kurt Beck.

Está previsto que el próximo viernes el Bundestag (parlamento) y el Bundesrat voten en doble sesión la ratificación del pacto fiscal y del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), ya que Merkel desea enviar una "señal" al resto de países miembros de la Unión Europea (UE).

No obstante, el paso por el Legislativo alemán del pacto está precisando de grandes negociaciones con los partidos y los "Länder", ya que la coalición de gobierno de centro-derecha de Merkel no cuenta con los dos tercios precisos en ambas cámaras para aprobarlo.

Merkel logró este jueves un acuerdo con los dos mayores partidos de la oposición, los socialdemócratas del SPD y Los Verdes, para que den su "sí" en el Bundestag a ambas medidas, a cambio de llevar en la agenda varias propuestas para relanzar el crecimiento y el empleo en la eurozona.

No obstante, el anunciado recurso de inconstitucionalidad contra el pacto fiscal anunciado por La Izquierda podría paralizar su proceso de ratificación, si finalmente se materializa.