Arsenal, el club más joven de la primera división del fútbol argentino, venció el domingo 1-0 a Belgrano y se consagró campeón por primera vez en su historia al adjudicarse el torneo Clausura.

El defensor Lisandro López le dio la victoria en la primera etapa a Arsenal, un club de la vecina ciudad de Sarandí que hace 55 años tuvo entre sus fundadores a Julio Grondona, mandamás del balompié argentino y vicepresidente de la FIFA.

"Este fue el gol más importante de mi vida", dijo López, de 22 años, quien clavó un derechazo a la red.

Arsenal, campeón de la Copa Sudamericana de 2007, llegó a la última fecha con los mismos puntos que Tigre, otro equipo de los denominados chicos, y que perdió la oportunidad de jugar un desempate al igualar 2-2 como local ante Independiente.

"Por suerte, agarramos la punta en la última fecha y no tuvimos la consideración mediática. Por eso, los jugadores no se vieron envueltos por el exitismo", dijo el técnico de Arsenal Gustavo Alfaro, cuyo equipo derrotó 3-0 a Boca para encaramarse a la punta del campeonato.

Boca, que llegaba dos puntos abajo que Arsenal y Tigre, fue doblegado 3-1 en su visita a All Boys, con un triplete de Emmanuel Perea, y se quedó afuera de la discusión.

Los Xeneizes, que descontaron gracias a Gastón Sauro, jugaron con suplentes porque el miércoles recibirán a Corinthians de Brasil en el duelo de ida por la final de la Copa Libertadores.

Dirigido por Gustavo Alfaro, Arsenal sumó 38 puntos; Tigre 36; Boca, All Boys y Vélez 33.

Olimpo y Banfield se fueron al descenso directo.

El descensp de Banfield se concretó al perder 3-0 ante Colón. Sebastián Prediger y Esteban Fuertes, dos veces, convirtieron los tantos. El encuentro fue suspendido a los 83 minutos por incidentes protagonizados por los hinchas locales de Banfield.

Banfield, que un año y medio atrás se consagró campeón con el actual técnico de Boca Julio César Falcioni, más las figuras de Walter Erviti, el colombiano James Rodríguez, los uruguayos Santiago Silva y Sebastián Fernández, entre otros, se fue al descenso, ya que por reglamento los minutos que faltan no se jugarán.

San Lorenzo, uno de los grandes del fútbol argentino, se salvó de irse al descenso directo al vencer 3-1 a San Martín con dos goles del uruguayo Carlos Bueno y otro de Walter Kanemann.

Ahora, San Lorenzo y San Martín deberán jugar — a partir de la semana próxima — por su permanencia en primera división en partidos de ida y vuelta ante Instituto y Rosario Central, respectivamente, que terminaron tercero y cuarto en el campeonato de segunda.

En Argentina, los descensos se definen por la suma de promedio de las últimas tres temporadas o seis campeonatos.

El próximo Apertura en agosto contará con la presencia de River Plate, que regresó el sábado a la primera división del fútbol argentino al derrotar 2-0 a Almirante Brown con un par de goles de David Trezeguet.

River, el club con más títulos del fútbol argentino (33), descendió por primera vez en su historia en junio de 2011 al perder la Promoción contra Belgrano, luego de hilar varias campañas de malos resultados.