Los enfrentamientos entre milicianos palestinos de la franja de Gaza y el Ejército israelí continuaron a lo largo de la noche con bombardeos y lanzamientos de cohetes, que produjeron veinte heridos en la franja y uno en el lado israelí.

La Fuerza Aérea del Ejército israelí bombardeó tres puntos en el norte y sur de Gaza e hirió a veinte palestinos, cinco de los cuales están graves, informó a Efe Ashraf Al Qedra, portavoz del Ministerio de Sanidad de Hamás en Gaza.

Según esta fuente, al menos doce de los heridos eran civiles que estaban cerca de los lugares atacados.

El Ejército afirmó en un comunicado haber atacado "dos centros terroristas en el norte de Gaza y uno en el sur", en operaciones en las que se confirmó haber alcanzado el blanco.

"Los lugares fueron atacados en respuesta al continuo fuego de cohetes esta semana contra el sur de Israel", según un comunicado militar.

Una portavoz del Ejército confirmó a Efe que, desde la medianoche pasada, las milicias palestinas han lanzado al menos 23 cohetes, de los cuales cinco fueron interceptados por baterías antimisiles y 18 cayeron en territorio israelí.

Uno de los cohetes hirió de gravedad a un hombre de unos 50 años que estaba en un refugio de una zona industrial en el consejo regional de Shaar Hanegev, informó a Efe Zaki Heller, director internacional de la Estrella de David Roja (equivalente a la Cruz Roja en Israel).

"El varón fue herido de metralla en el torso superior y el cuello sobre las siete de la mañana en una comunidad cercana a Gaza y ha sido ingresado con pronóstico grave en el Hospital de Barzilai", en Ashkelon, indicó Heller, que señaló que otras tres personas tuvieron que ser atendidas por ataques de pánico y ansiedad.

Ayer, viernes, dos milicianos palestinos de grupos salafistas murieron y cuatro fueron heridos en dos ataques israelíes como represalia por el lanzamiento de cohetes.

En la última semana, las milicias han lanzado más de 145 cohetes desde Gaza contra Israel, según el Ejército.

Los enfrentamientos continúan pesar de haberse iniciado el jueves un alto el fuego entre las milicias de Gaza e Israel para poner fin a la escalada, en la que han muerto ya once palestinos (siete milicianos, tres civiles adolescentes y una niña de dos años, de cuya muerte se culpan mutuamente las partes).

Fuentes de seguridad en Gaza aseguran que las Brigadas de Ezedín Al Qasam, brazo armado de Hamás, cumplen con el compromiso de tregua, pero que grupos yihadistas salafistas más pequeños prosiguen con el lanzamiento de cohetes.