El presidente de Turquía dijo el sábado que su país tomará acciones "necesarias" contra Siria, un día después que Damasco dijese que había derribado un avión militar turco que había ingresado a su espacio aéreo.

Abdula Gul dijo que Turquía aún trataba de establecer las circunstancias exactas del incidente y si el avión fue derribado sobre territorio turco.

El avión cayó en el Mediterráneo a unos 13 kilómetros de la ciudad siria de Latakia, dijo Turquía.

El incidente intensificó las tensiones entre los dos vecinos, que eran aliados antes de que la revuelta popular siria comenzase en marzo del 2011. Turquía se ha vuelto uno de los más enérgicos críticos de la brutal represión de las protestas por el régimen sirio.

La prensa turca dijo que guardacostas turcos y sirios realizaban una operación de búsqueda de los dos tripulantes del avión derribado.

"No hay encubrimiento posible", dijo el presidente Gul, citado por la agencia estatal Anadolu. "No hay dudas de que se tomarán los pasos necesarios".

Gul no explicó cuáles serían esos pasos.

"Nuestra investigación se centrará en determinar si el avión fue derribado o no dentro de nuestras fronteras", dijo Gul. "Porque las consecuencias pudieran ser muy desastrosas. No habrá una declaración precisa antes que se examinen los detalles del incidente", dijo Gul.

El presidente añadió que era "rutinario" que aviones militares volando a grandes velocidades violasen el espacio aéreo de otros países por cortos períodos de tiempo.

El viernes por la noche, la agencia estatal noticiosa siria SANA dijo que las fuerzas armadas detectaron "un blanco aéreo no identificado" que volaba a baja altitud y a gran velocidad.

"Las defensas antiaéreas sirias respondieron con artillería antiaérea, haciendo blanco directo", dijo SANA. "El blanco resultó ser un avión militar turco que entró al espacio aéreo sirio y con el que se lidió de acuerdo con la ley".