Ante la suspensión del astro español Alberto Contador por dopaje, el Tour de Francia parece abierto para que muchos ciclistas busquen el triunfo.

El australiano Cadel Evans tratará de aprovechar su experiencia para refrendar su título en la vuelta ciclística más importante del año y el campeón olímpico Bradley Wiggins buscará darle a Gran Bretaña su primera victoria en el Tour, apenas días antes de los Juegos de Londres 2012.

La 99na edición del Tour comienza el 30 de junio en Lieja, Bélgica, y abarcará un recorrido de 3.480 kilómetros durante tres semanas. Los organizadores de la carrera han decidido darle este año una importancia ligeramente mayor a las pruebas contrarreloj, en comparación con las etapas de montaña. Se considera que esos dos tipos de etapas son los dos pilares en las vueltas de ciclismo y terminan por distinguir a los triunfadores del resto de los participantes.

Los Juegos Olímpicos, que comenzarán menos de una semana después del final del Tour, han eclipsado un tanto la carrera de este año. Algunos ciclistas han debido decidirse incluso entre uno de las dos competencias. El belga Tom Boonen, especialista en sprint, y el estadounidense Taylor Phinney, una promesa del ciclismo, optaron por no participar en el Tour y concentrarse en Londres.

El también estadounidense Tyler Farrar, que planea participar en las dos competiciones, ha considerado "un poco frustrante" que ambas se realicen casi en las mismas fechas.

Una vez más, el Tour se correrá bajo la sombra del dopaje. Contador, el protagonista del ciclismo mundial desde que terminó la era de Lance Armstrong, fue despojado de uno de sus tres títulos del Tour en febrero, y se le suspendió hasta agosto próximo luego de dar positivo de clembuterol en Francia, en 2010.

Las lesiones y enfermedades previas al Tour han diezmado también el grupo de competidores. Andy Schleck, líder del equipo Radioshack Nissan y heredero del título de Contador en 2010, se quedará en casa. El luxemburgués, que en dos ocasiones ha quedado segundo del Tour, sufrió una lesión vertebral este mes en la vuelta de Dauphine.

El noruego Thor Hushvond, que ganó dos etapas del Tour el año pasado, ha quedado fuera, pues no se recupera aún de una infección viral.

Al menos un récord del Tour se impondrá este año. El veterano estadounidense George Hincapie, compañero de Evans en BMC y de Armstrong durante la conquista de siete títulos en Francia, comenzará su 17mo Tour. Se apropiará así en solitario de un récord que comparte con el legendario holandés Joop Zoetemelk, con el mayor número de participaciones en la historia.

Esta carrera parece también una de las más promisorias en años para Gran Bretaña, principalmente con el equipo Sky. Mark Cavendish, uno de los mejores del mundo en el embalaje y quien suma 20 triunfos en etapas del Tour, se incorporó recién al equipo. Sin embargo, ha advertido que luciría menos en los embalajes este año, pues ha cambiado su entrenamiento y perdió peso con el objetivo de competir en Londres, donde los pronósticos lo colocan como favorito para apoderarse del oro.

Además, Cavendish no contará con el australiano Mark Renshaw, quien fue durante mucho tiempo su compañero en las fugas y quien milita en el equipo holandés Rabobank.

Sky le ha inyectado la mayor parte de sus recursos a Wiggins, que se estrelló en el Tour del año pasado y quiere dar a Gran Bretaña al menos su primera presencia en el podio. Durante esta temporada, el tricampeón olímpico de pista ha tenido éxito en su transformación a ciclista de ruta. Ha ganado tres competiciones, incluida la Dauphine, este mes.

Evans, que fue tercero en esa carrera, sigue siendo una interrogante. El ciclista de 35 años no compitió en mayo y este año consiguió sólo una victoria, durante la Criterium International en abril. El líder del equipo BMC tiene un buen grupo de gregarios, incluidos Hincapié, el belga Philippe Gilbert y el joven estadounidense Tejay Van Garderen.

El Tour de este año incluye tres metas de montaña, relativamente pocas respecto de los estándares recientes. La primera estará en Vosges, en la séptima etapa, con un ascenso breve y pronunciado a la meseta de Belles Filles.

Las otras se ubicarán en estaciones de esquí, La Toussuire en Los Alpes (11ma etapa) y Peyragudes, en los Pirineos (17ma).

Siguiendo la tradición, el recorrido en este año impar irá en el sentido de las agujas del reloj alrededor de Francia. Luego de tres días en Bélgica, el Tour irá a un extremo del Canal de la Mancha, en el norte de Francia, hacia Vosges, descenderá por los Alpes hasta la localidad playera de Cap d'Agde en el Mediterráneo y luego ascenderá a los Pirineos, antes de llegar a París para finalizar el 22 de julio en los Campos Elíseos.