Al menos 24 personas murieron y nueve más resultaron heridas a causa de las riadas registradas durante los últimos cuatro días en diferentes distritos de la provincia de Ghor, en el oeste de Afganistán, informó hoy a Efe una fuente oficial.

Las aguas torrenciales afectaron a cinco de los diez distritos que tiene la provincia: Dawlat Yar, Shahrak, Tulak, Du Layna y Chagcharan, según afirmó el portavoz del Gobernador regional, Abdul Hayi Khatebi.

El portavoz provincial añadió que las fuertes corrientes de agua descontrolada han destruido unos cien hogares y denunció que hasta el momento el Gobierno central no ha enviado equipos de rescate a la zona.

Las precarias infraestructuras y viviendas en Afganistán, sobre todo en las zonas más remotas, hacen que las inundaciones causen gran número de muertos cuando las lluvias son abundantes.

Además, el deshielo primaveral ha sido especialmente problemático este año debido a las copiosas nevadas caídas este invierno, las mayores de los últimos 17 años, según las autoridades.

Más de 150 de personas han muerto en el país víctimas de avalanchas o inundaciones desde que comenzara el presente año.