El líder de la Confederación General del Trabajo (CGT) de Argentina, Hugo Moyano, aseguró hoy que no teme ir preso por la denuncia penal en su contra hecha por el Gobierno de Cristina Fernández tras la huelga de camioneros que días atrás paralizó la distribución de combustibles.

"Ni tengo miedo y no hay motivos", dijo Moyano al ser consultado por la denuncia por presuntas "amenazas agravadas" presentada el pasado jueves por el Ejecutivo contra Moyano y su hijo Pablo, secretario adjunto del sindicato de chóferes de camiones.

Los camioneros realizaron entre el martes y el jueves pasado una huelga en el sector de transporte de combustibles que incluyó bloqueos a destilerías y centro de distribución, lo que generó serios problemas de abastecimiento en todo el país.

El jueves, el sindicato selló un acuerdo de aumento salarial con la patronal, no obstante lo cual Moyano convocó a una nueva huelga para el miércoles próximo en todas las ramas del gremio de los camioneros, con una movilización en Buenos Aires que contará con la adhesión de otros sindicatos aliados.

La nueva protesta es en reclamo al Gobierno de Cristina Fernández, del que Moyano era hasta hace poco un aliado, para que el Ejecutivo eleve el monto a partir del cual los trabajadores deben tributar por el impuesto a la renta sobre sus salarios.

En este sentido, Moyano dijo hoy en declaraciones a Radio Mitre, de Buenos Aires, que si el Gobierno realiza esta modificación, él no se presentará en julio próximo a la reelección en la CGT, la mayor central obrera del país y donde hay una fuerte puja interna entre los sindicatos que responden a Moyano y los que respaldan al Gobierno y pugnan por una renovación de autoridades.

"Yo no me presento a candidato a secretario general de la CGT si el Gobierno asume esta responsabilidad", declaró.

El líder sindical vaticinó que el próximo miércoles habrá una masiva movilización a la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo, y responsabilizo de antemano al Gobierno por si en la marcha se produjeran incidentes.

"Queremos que la presidenta trate de entender la realidad que vivimos y dé respuesta a un legítimo reclamo que estamos realizando", dijo Moyano.