El productor y compositor español Javier Limón lleva hoy a Washington su gira "Flamenco Soul", que recurre a jóvenes talentos para asomarse al futuro de una música que según el director, se escribirá con letra de mujer y notas de piano.

Esas dos características se aúnan en la figura de Ariadna Castellanos, la pianista española que lidera el cartel del espectáculo que se estrenó el pasado viernes en Nueva York y llega hoy a Washington, explicó Limón en una entrevista con Efe.

Sin alejarse del "alma" clásica del flamenco, "Flamenco Soul" busca acercar a cuatro ciudades del noreste de Estados Unidos un "adelanto" de lo que esa música será en el futuro, en el que Limón ve "dos sorpresas importantes: el piano y la mujer".

"El futuro del flamenco es bastante femenino", aseguró Limón, que recordó que la mujer ha tenido presencia hasta ahora en el baile y el cante, pero "la guitarra y la percusión carecen absolutamente de referentes femeninos".

El compositor pronosticó que pronto habrá "muchas más mujeres guitarristas" en los escenarios, al igual que "más pianistas referentes", que se sumarán a ejemplos como los de Chano Domínguez o Diego Amador.

"Flamenco Soul", que pasará el domingo por Baltimore y el lunes por Boston, es una mirada al flamenco salpicada de ritmos latinos y mediterráneos, pero Limón no cree que eso la haga más "arriesgada" para el público estadounidense.

"Precisamente, el encuentro con otras músicas es la única manera de conquistar a los americanos, porque la guitarra y el baile les gusta, pero el cante a veces les cuesta mucho. Con la armonía jazzística o el soniquete cubano, todo es más fácil", explicó.

Durante el último año, Limón ha trabajado como profesor en el Berklee College of Music de Boston, por lo que el 70 por ciento de los artistas que componen "Flamenco Soul" son, o han sido, estudiantes de ese programa.

Entre ellos se encuentra la propia Castellanos, que el músico español define como "todo un descubrimiento para el flamenco", y que marca el ritmo del espectáculo junto al contrabajo de Tamir Shmerling, la flauta de Jeremy de Jesús y la percusión de José Antonio Álvarez Montaña y José Andrés Márquez.

El espectáculo, que carece de cante, cuenta además con el estadounidense Nino de los Reyes como bailaor protagonista, y se despliega en salas "con capacidad para mil personas", como el Howard Theatre de Washington o el BB King Blues Club de Nueva York, algo que, según Limón, es una "buena noticia" para los artistas.

"Hasta ahora, el flamenco siempre se había quedado en algún festivalito en Nueva York", explicó el compositor madrileño, que grabó un disco con los artistas de "Flamenco Soul" el pasado noviembre.

Limón, ganador de cinco Grammys Latinos, aprovechó la parada en Nueva York de la gira para almorzar con los príncipes de Asturias, que el viernes convocaron a varias personalidades de la ciencia y la cultura españolas a su paso por la Gran Manzana.

Ahora, el músico se centra en dos proyectos: la grabación en Boston del disco de "Mujeres de Fuego", una segunda parte de su álbum "Mujeres del Agua", y su "sueño" de componer "una obra flamenca para orquesta sinfónica".

"Flamenco Soul" forma parte del Young Flamenco Project, una iniciativa conjunta del programa cultural de la Embajada española en Estados Unidos, SPAIN Arts & Culture, y del Berklee College of Music para impulsar la creación musical de jóvenes autores españoles y latinos en Estados Unidos.