La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, resaltó hoy la fortaleza de las relaciones entre España y Estados Unidos, que calificó de "vital" para ambas economías y para llevar prosperidad a las sociedades de los dos países.

"Las relaciones entre Estados Unidos y España son vitales para nuestras economías, para la seguridad y prosperidad" de ambos, afirmó Clinton en la clausura del XVII Foro España Estados Unidos, en donde también intervino el príncipe de Asturias, y resaltó que esa cooperación pueden generar actividad y contribuir a la superación de la actual crisis económica.

Clinton, que llegó a esta reunión procedente de la Río de Janeiro, en donde asistió a la Conferencia de la ONU sobre el Desarrollo sostenible", afirmó: "Ustedes son aliados y socios, queremos que prosperen".

La jefa de la diplomacia estadounidense se refirió a que la actual situación económica europea "tiene consecuencias en Estados Unidos porque Europa es nuestro mayor socio comercial e inversor".

"Lo que pasa en Madrid o en Barcelona tiene repercusiones en Milwaukee", afirmó Clinton, que también señaló que "las decisiones tienen que tomarse en Europa. Nosotros intentamos no solo ser amigos preocupados, sino también socios activos".

Respecto a la situación económica española, Clinton indicó que esperaba que "se restaure la confianza en los bancos a través de su recapitalización", además de mostrar su apoyo a la reformas estructurales ya iniciadas.

"Apoyamos a España en la vía que han acometido", afirmó, al tiempo que recalcó que Estados Unidos "cubrirá sus espaldas" y "hará todo lo posible en apoyar estas díficiles posiciones" de los países europeos.

En cuanto a la relación bilateral, la secretaria de Estado estadounidense dijo que era "excelente" en todos los aspectos, "desde Afganistán a Latinoamérica, y han ido en aumento, en profundidad y en compromisos, y se ven los resultados de ello".

Agregó que las relaciones entre ambos países "tienen ya varios siglos", al tiempo que resaltó que el próximo año se cumplirá el 500 aniversario de la llegada de los españoles a Florida y subrayó que "los españoles y los hispanos han contribuido al crecimiento de Estados Unidos".

"Los lazos son fuertes y debemos hacer todo lo posible para intensificarlos", dijo Clinton, que agregó que el "eje central" debe de ser "ampliar los lazos económicos. Eso es crítico para ambas partes".

Se refirió igualmente a que la reunión del XVII Foro España Estados "en este momento puede tener un efecto positivo en las economías de ambos países, en primer lugar elevando el perfil de España demostrando que hay una relación fuerte entre los dos países".

Agregó que "los números por sí solos cuentan la historia" de la relación económica entre los dos países y señaló que en 2010 España invirtió 45.000 millones de dólares en el sector energético y de infraestructuras de Estados Unidos, con proyectos en los estados de Maine y Nueva York.

Esas inversiones, que han hecho de España el segundo mayor inversor en Estados Unidos, "crean valor y trabajos para los estadounidenses. Hay 66.000 estadounidenses que trabajan para empresas subsidiarias españolas".

"España es un contribuyente valioso en la creación de puestos de trabajo en EEUU y queremos que más empresas lo sigan haciendo", dijo Clinton, que agregó que "es importante reconocer que hay tremendas oportunidades para empresa españolas en Estados Unidos, particularmente en los sectores de bienes de consumo y servicios".

Clinton subrayó que "instaba" a los empresarios españoles a que inviertan en Estados Unidos "porque es una relación ganadora para ambos".

Agregó que su país también ha realizado millonarias inversiones en España en 2010 y agregó que la próxima semana acudirá al país europeo una delegación de empresarios de Illinois para ver oportunidades de negocio, a la que seguirán otras de diferentes estados del país.

"Tenemos 500 años de historia, y nos espera un igualmente brillante futuro. Los Gobiernos de España y Estados Unidos están comprometidos a mejorar su cooperación económica, y en especial el comercio", afirmó Clinton.

Agregó que los inversores de todo el mundo deben de saber que "España y Estados Unidos están trabajando juntos y abiertos a los negocios".