Steven Gerrard, capitán de la selección inglesa de fútbol, aseguró hoy que el encuentro de cuartos de final que disputará mañana ante Inglaterra es un partido que lo juegan ambas selecciones, y rechazó que sea un duelo personal en el que los protagonistas decisivos sean él y Andrea Pirlo.

"Pirlo es un futbolista de clase mundial. Pero este partido no es un duelo que dependa de él o de mí. Es un duelo entre Inglaterra e Italia y está muy igualado. Al cincuenta por ciento", explicó en la rueda de prensa previa al choque entre ambas selecciones.

Gerrard es consciente de la calidad de los medios italianos y aseguró que, junto a su compañero Parker, tendrá que vigilarlos muy de cerca. "Daniele De Rossi o Marchisio son una verdadera amenaza. Tenemos que controlarlos porque en esa zona tienen jugadores soberbios. Si no lo hacemos, habrá problemas", apuntó.

También habló de su portero Joe Hart, que esta semana se mostró confiado en acabar con la maldición de los penaltis que persigue a Inglaterra. Desde 1990, ha sido eliminada de seis grandes competiciones en seis tandas diferentes. "Será clave ante Italia. Tenemos a uno de los mejores porteros del mundo y sus actuaciones han sido fantásticas. Vamos a necesitarle al máximo. Estoy seguro de que hará alguna gran parada en cualquier momento del partido, ya sea en los 90 minutos, en la prórroga o en los penaltis", apuntó.

Por último, habló sobre el delantero de Italia Mario Balotelli, a quien conoce de la Premier League y para el que tuvo buenas palabras: "Es un excelente, muy peligroso. Veo cada semana sus habilidades, sus regates, todo. Tendremos que tener cuidado con él si juega. Estamos advertidos y hay un montón de jugadores nuestros que le conocen y saben cómo contenerle".