Después de mejorar en las últimas carreras, Ferrari dio un paso atrás el sábado en la clasificación para el Gran Premio de Europa.

Tanto Fernando Alonso como Felipe Massa no llegaron a la tercera sesión de clasificación y partirán en los puestos 11 y 13, respectivamente, en la carrera del domingo en el estrecho circuito callejero de Valencia.

"Estoy muy decepcionado porque esperaba algo mejor", afirmó el presidente de Ferrari Luca di Montezemolo. "Las posiciones en la largada decididamente no reflejan el valor actual de la Ferrari".

El equipo italiano mejoró su desempeño después que empezó la temporada con una pobre sesión clasificatoria en Australia que dejó a Alonso en el puesto 12 y a Massa en el 16.

Y mientras Massa tuvo dificultades en la clasificación del sábado, Alonso pareció más sólido hasta que el Lotus de Romain Grosjean mejoró el tiempo del español y lo desplazó de la lucha por los mejores puestos.

Alonso se perdió la oportunidad en los últimos diez minutos de la clasificación por 0.188 segundos. Massa quedó afuera por 0.261.

"Empezaré desde el undécimo puesto y trataré de lograr todos los puntos posibles", dijo Alonso, que en las tres últimas carreras había conseguido dos terceras posiciones en la clasificación gracias a mejoras en su auto.

Para empeorar las cosas, sus dos rivales principales por el campeonato saldrán desde la primera fila.

Sebatian Vettel, dos veces campeón mundial, largará desde la posición de privilegio, y a su lado estará el líder del campeonato mundial de pilotos Lewis Hamilton.

Antes de la octava carrera de la reñida temporada que ha visto siete distintos ganadores en otras tantas competencias, Hamilton, de McLaren, tiene dos puntos más que Alonso, y Vettel, de Red Bull, a un punto.

"Este resultado es una ducha de agua fría", comentó Alonso, dos veces campeón del mundo. "El podio está fuera de alcance y, por cierto, como Hamilton está en la primera fila, es fácil suponer que alargará la diferencia".