España derrotó a Francia por primera vez en un torneo oficial al imponerse el sábado 2-0 con dos goles de Xabi Alonso para avanzar a las semifinales de la Eurocopa.

Xabi abrió la cuenta a los 19 minutos en un partido en el que los campeones europeos y mundiales impusieron un cansino control del balón frente a una Francia timorata y sin ideas. En su partido número cien con la selección, el centrocampista del Real Madrid hizo el segundo al transformar un penal en los descuentos.

"El equipo ha estado fenomenal. Ir por delante en el marcador facilita las cosas. Estoy feliz por celebrar mi partido 100 con dos goles", declaró Xabi.

En su intento por convertirse en el primer equipo que revalida el título de la Eurocopa, España permanecerá en Donetsk para enfrentar a la Portugal de Cristiano Ronaldo el miércoles en las semifinales. Inglaterra e Italia chocan el domingo en Kiev para definir el rival de Alemania en la etapa de los cuatro mejores.

"Sabíamos que a partir de ahora los partidos son a vida o muerte y así lo hemos planteado ante Francia", destacó Xabi. "Hemos controlado el encuentro e intentaremos jugar igual o mejor ante Portugal".

El primer gol fue uno de los pocos momentos brillantes del encuentro: Andrés Iniesta abrió el juego hacia la banda izquierda, donde el lateral Jordi Alba sacó un centro al segundo palo que Xabi remató con potencia de cabeza. Sin ningún francés pendiente a su movimiento, Xabi definió con absoluta calma.

Vicente del Bosque, el técnico español, volvió a arrancar el partido sin centrodelantero y con un mediocampo sobrepoblado, con Cesc Fábregas como referente de ataque y Xabi, Iniesta, Sergio Busquets y Xavi Hernández a sus espaldas.

Del Bosque defendió a rajatabla su esquema: "Tenemos tres delanteros que son muy buenos, pero jugar con Cesc nos permite tener esa continuidad en el juego. Le veo bien y no tengo que dar muchas más explicaciones".

Fernando Torres entró en el complemento, pero el ariete del Chelsea no gravitó en el partido.

Aunque en ningún momento se vio en aprietos, España tampoco generó mucho peligro en el arco defendido por Hugo Lloris. Circuló y tocó el balón por el mediocampo, pero falló en darle profundidad y en la definición.

La única ocasión de gol de Francia se produjo a los 32 minutos y fue con una jugada de pelota detenida: el tiro libre de Yohan Cabaye fue manoteado por el arquero español Iker Casillas.

"En todo momento hemos jugado bien", dijo Del Bosque. "Iker no ha tenido casi intervenciones y eso habla del buen comportamiento en defensa que ha tenido el equipo".

El técnico francés Laurent Blanc pecó de entrada con un planteamiento mezquino, muy defensivo, que apenas mejoró en el segundo tiempo con la entrada de Samir Nasri y Jeremy Menez.

"Cuando se pierde un partido, siempre es porque faltó una cosa. No estoy seguro si fue posesión o habilididad técnica", dijo Blanc. "Los jugadores lo dejaron todo ... es muy complicado enfrentar a un equipo como España".

España lo sentenció en la agonía cuando el lateral Anthony Reveillere arrolló a Pedro Rodríguez, quien había reemplazado a David Silva. Alonso se encargó de facturar la pena máxima con un remate que engañó a Lloris, tirándose al lado opuesto.

El partido se tornó aburrido a ratos, pero España nunca se vio comprometida tras el primer gol.

Si bien Francia sorteó la fase de grupos por primera vez desde el Mundial de 2006, el paupérrimo despliegue el sábado deja mucho que decir para un equipo que se presentó al torneo con pretensiones de ser protagonista.

Francia pobló su zona defensiva y prefirió mirar embobada el concierto de pases de los españoles, como si fuese una práctica. Su delantero Karim Benzema se despide sin goles, aunque no fue su culpa. Si bien se mostró incisivo y provocó la falta para el tiro libre de Cabaye, rara vez le llegó una buena pelota.

Dueña de la iniciativa, España hizo el gasto. En una de sus primeras llegadas, Cesc pareció ser víctima de un penal a los seis minutos tras un contacto con Gael Clichy.

"Tuvimos unas oportunidades", dijo Blanc. "Lo único que lamento es que ellos anotaron en la primera buena oportunidad que tuvieron. Con un empate sin goles al descanso, creo que hubiésemos abierto más el partido en el segundo tiempo".

___

Alineaciones:

ESPAÑA: Iker Casillas, Alvaro Arbeloa, Gerard Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Xavi Hernandez, Sergio Busquets, Xabi Alonso, David Silva (Pedro Rodríguez, 65), Andrés Iniesta (Santi Cazorla, 84), Cesc Fábregas (Fernando Torres, 67).

FRANCIA: Hugo Lloris, Anthony Reveillere, Adil Rami, Laurent Koscielny, Gael Clichy, Mathieu Debuchy (Jeremy Menez, 65), Yohan Cabaye, Yann M'Vila (Olivier Giroud, 79), Florent Malouda (Samir Nasri, 65), Franck Ribery, Karim Benzema.