Portugal transcurrió los primeros cinco meses de 2012 como si estuviese destinado a tener un paso fugaz por la Eurocopa.

El equipo lleno de jugadores talentosos no ganó sus tres partidos de preparación y después perdió 1-0 con Alemania en su primer compromiso en la copa continental.

Pero después de anotar solo un gol en cuatro partidos, Portugal finalmente concretó su potencial con un triunfo sobre Dinamarca por 3-2. A partir de allí fue en mejoría y Cristiano Ronaldo, que había tenido la pólvora mojada en los dos primeros encuentros, anotó tres goles en dos partidos para llevar a su equipo a las semifinales.

Con el astro del Real Madrid en el nivel que lo ha catapultado entre los mejores futbolistas del mundo, las posibilidades de Portugal de seguir adelante en la Euro — sin descartar su posible primer gran título — de pronto lucen más factibles.

Este equipo no es considerado el más talentoso de Portugal en los últimos años, ya que ese honor le corresponde a los conjuntos que encabezó Luis Figo y que perdieron en semifinales de la Euro de 2000 y la final de 2004.

Pero el técnico Paulo Bento tiene también su cuota de talento: los defensores Pepe y Fabio Coentrao, del Real Madrid; Raúl Meireles, de Chelsea, y Nani, de Manchester United, en el medio campo. Y eso sin contar la tremenda calidad de Cristiano.

Es ese nivel el que atrajo a unos mil espectadores a la sesión de entrenamiento de los portugueses el sábado en la ciudad polaca de Opalenica. Animados por cánticos de "Ronaldo, Ronaldo" entre el público, el delantero del Real Madrid y otros firmaron autógrafos después de una práctica ligera.

El conjunto de Bento enfrentará a Francia o España, y los portugueses saben bien lo difícil que será cualquiera de los dos rivales.

"Francia tiene una escuadra joven, muy talentosa", admitió el defensor portugués Ricardo Costa. "Juegan un fútbol directo, rápido. También tienen mucha creatividad y son un rival difícil".

Y vencer al campeón mundial y europeo España, que eliminó a Portugal en cuartos de final de la Copa Mundial 2010, no será menos difícil.

"España es un equipo muy poderoso. Tiene la base del Barcelona y su mismo estilo de juego con muchos pases y posesión de pelota", comentó Costa. "Actualmente juegan sin un delantero de punta, y algunos dicen que tienen un poquito de dificultad con su táctica. Ojalá la sigan teniendo".

Bento, que asumió en septiembre del 2010 después que Portugal ganó apenas un punto en sus dos primeros partidos en la serie de clasificación europea, dijo que no prefería ninguno de los dos rivales para la semifinal del miércoles en Donetsk, Ucrania.

"No tenemos preferencias en semifinales de una competencia grande como esta, ya que los equipos son muy buenos, con características diferentes, muy buenos jugadores y muy organizados", afirmó.

Pero a medida que el equipo de Bento va mejorando a cada paso, tampoco a nadie le hará mucha gracia tener que enfrentar a Portugal.