El documental "Enxaneta", rodado en 3D por el director Paulí Subirà, se presentó hoy en Nueva York con la intención de explicar al público de la Gran Manzana el arte de construir torres humanas que practican desde hace más de 200 años los llamados "castellers" en Cataluña.

"Nuestra intención es explicar al mundo esta tradición catalana y todos los valores que la sustentan", explicó a Efe el director de la cinta, que ya se ha presentado en Francia y en San Francisco (California) y que presenta un arte que ha sido nombrado patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

La cinta, producida íntegramente por la televisión autonómica de Cataluña (TV3), repasa el trabajo de varias asociaciones de "castellers" y muestra así el espíritu de superación y el trabajo en equipo que confluyen en su voluntad de levantar un "castell", como se conocen esas construcciones humanas.

"Detrás de cada castillo, hay un sentimiento de grupo y, sobre todo, el de caer y volver a levantarse. En estos momentos duros que pasamos, de crisis, es importante tener ese sentimiento", añadió Subirá, quien también se puso como objetivo el de transmitir "la emoción" que se vive en las actuaciones "castelleras".

La tradición de montar torres humanas se remonta a hace más de 200 años en la región de Cataluña y, empujada por la decisión de la UNESCO de nombrarla patrimonio inmaterial de la humanidad, son varias las iniciativas que se llevan a cabo para promocionarla fuera de España.

"Es una tradición catalana que se puede exportar muy bien, ya que no se trata de un deporte, sino de valores de grupo, una actividad en la que participan desde abuelos a niños, gente de toda clase social, origen y profesión", explicó el director antes de la presentación hoy ante el público de Nueva York.

Esa vocación universal queda patente en la cinta, narrada por una "enxaneta", como se conoce al menor que corona el castillo, y en la que también se refleja "el gran trabajo en equipo", según Subirà, que hay detrás de cada construcción, aunque ésta acabe desmoronándose en alguna ocasión.

La novedad es que la cinta se rodó con cámaras 3D, lo que ofrece una perspectiva única: "Es como estar allí mismo, subiendo y aguantando como ellos", subraya el creador de una cinta que fue nominada como mejor documental en los pasados premios Gaudí que entrega la industria cinematográfica catalana.

Su estreno en Nueva York es además una oportunidad para encontrar distribuidora en el mercado estadounidense, después de que, tras presentarse en Francia, haya despertado el interés de varias compañías de lugares tan distintos como China, México o Canadá.

Para celebrar su presentación en Manhattan, los Castellers de Vilafranca del Penedès (Barcelona) ofrecieron una actuación en la que también estuvo presente el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, de visita en Estados Unidos esta semana.

Con esa actuación, los Castellers de Vilafranca cerraron su primera visita a Nueva York, donde en los últimos días han actuado en lo alto de un rascacielos, en Central Park y en el puente de Brooklyn, entre otros conocidos espacios.