El grupo español de grafiteros Boamistura comenzó a estampar hoy la palabra "Alegría" en un muro del patio del Instituto Cervantes de Argel con motivo del Día del Español, que celebra anualmente esta institución para la difusión de la cultura y la lengua españolas, el sábado anterior al solsticio de verano.

Como aseguró a Efe Javier Serrano, uno de los integrantes de este grupo grafitero del barrio madrileño de la Alameda de Osuna, su trabajo se integra dentro de lo que denominan "arte participativo", un proyecto mediante el cual las "personas cambian su entorno y lo ven de otra manera".

Coincidiendo con la celebración del denominado "Día E", los integrantes de Boamistura, viejos amigos de barrio que, al terminar sus carreras, se reencontraron en este proyecto, invitaron a los participantes a dejar su impronta en un muro del patio.

Nombres, palabras en árabe, en francés, en español, en catalán o en lengua bereber amazigh, pintadas en todos los colores, se fueron poco a poco superponiendo, hasta ocupar todo el entramado del muro.

Finalizada esta primera fase, Boamistura aplicará una plantilla a la pared y quedará toda pintada de blanco salvo el relleno de las letras de la palabra "Alegría", que será la parte pintada hoy por los participantes en el "Día E". Pero no estará terminado hasta mañana.

"Así, la gente del Cervantes lo va a sentir más suyo", aseguró Javier, que mostró su ilusión por el proyecto, a pesar de que, como confesó, la idea original, que era hacerlo en el muro exterior, como un regalo a los vecinos del barrio, se truncó por problemas de permisos.

La directora del Cervantes de Argel, Raquel Romero, comentó a Efe que todo nació con la idea de pintar la recién renovada fachada del instituto. La idea era hacer un grafiti y un proyecto participativo.

Aunque Romero no conocía a Boamistura, le hablaron de ellos y, después de ver su trabajo, decidió que era lo más apropiado.

Con motivo de la jornada de hoy, el embajador de España en la capital argelina, Gabriel Busquets, destacó la importancia de la conmemoración de "la fiesta de todos los que hablamos español en el mundo".

En un discurso, el embajador, que recordó que este año también se celebra el vigésimo aniversario del Instituto Cervantes en Argelia, alabó la labor del centro en la difusión de la cultura y del idioma: "una lengua de comprensión, como canal de expresión y, al mismo tiempo, como un medio para mejorar las relaciones y una fuente de expectativas profesionales".

Además de Boamistura, y como indicó a Efe la directora de la biblioteca Max Aub del centro argelino, María Muñoz, también se regaló el relato de Miguel de Cervantes "Historia del cautivo de Argel", en edición bilingüe, a todo aquel que completó un crucigrama en español con palabras de origen árabe.

Se repartieron, además, postales con antipoemas del último galardonado con el Cervantes de Literatura, Nicanor Parra, y los alumnos organizaron varias actuaciones en las que mezclaron las culturas de las dos orillas mediterráneas, en un día soleado, donde la "Alegría" fue protagonista.