Rebekah Brooks, quien fue mano derecha de Rupert Murdoch en el Reino Unido, y su esposo Charlie Brooks comparecieron hoy en un tribunal de Londres para una audiencia preliminar del juicio al que serán sometidos por el caso de las escuchas.

Brooks, exdirectora del tabloide "News of the World" y exconsejera delegada de "News International", se limitó a confirmar su nombre en una audiencia que duró apenas media hora, a cuyo término el juez la dejó en libertad bajo finanza hasta la próxima comparecencia, fijada para el 26 de septiembre.

Rebekah Brooks, de 44 años, y su marido, de 49 años y amigo del primer ministro británico, David Cameron, se presentaron hoy ante ese tribunal londinense acusados de obstrucción a la justicia por el escándalo de los pinchazos del desaparecido "News of the World".

La poderosa periodista y su esposo podrían acabar en la cárcel pues son sospechosos de haberse desprendido de cajas con material de archivo de "News International", rama británica del conglomerado "News Corporation" de Murdoch, pese a que lo requería la policía.

Además del matrimonio Brooks, hoy comparecieron en el tribunal londinense Southwark Crown Court otros cuatro empleados de la empresa "News International", también acusadas de obstrucción a la justicia en relación con el mismo caso.

Se trata de la exsecretaria de la periodista Cheryl Carter; el jefe de seguridad de "News International", Mark Hanna; el chófer de Brooks, Paul Edwards, y el asesor de seguridad, Daryl Jorsling.

Rebekah Brooks niega los cargos en su contra y asegura que este caso es una "caza de brujas" y un "derroche de dinero público".

La periodista era la mano derecha de Murdoch en el Reino Unido hasta que en julio de 2011 dimitió como consejera delegada de "News Internacional" a causa de las escuchas ilegales practicadas durante años por el "News of the World" a teléfonos de famosos y gente corriente.

A raíz del escándalo, las fuerzas del orden llevan a cabo una investigación que tiene el nombre de "Operación Weeting", por la que decenas de empleados del "News of the World" han sido detenidos, así como varios del tabloide sensacionalista "The Sun".

Al margen de esta pesquisa sobre las escuchas, la policía de Londres investiga el caso de los presuntos sobornos de periodistas a la policía a fin de obtener noticias exclusivas.

La periodista fue arrestada por primera vez el 17 de julio de 2011, dos días después de dimitir como consejera delegada de "News International", y volvió a ser arrestada el 13 de marzo de 2012 como sospechosa de obstrucción a la justicia, al igual que su marido.