El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó hoy que los temas relacionados con el fallecido dictador Augusto Pinochet deben ser tratados en Chile y no afuera del país, al explicar porqué declinó responder a una pregunta sobre el asunto en Río de Janeiro.

"Esos temas deben ser tratados en Chile y no fuera de Chile", precisó Piñera al responder preguntas de los periodistas en La Moneda, donde reafirmó además que fue opositor a la dictadura de Pinochet (1973-1990) y también un permanente defensor de los derechos humanos.

Durante su participación en la cumbre de Río+20, en Río de Janeiro, Piñera concedió una entrevista a la cadena BBC Mundo y tras haber respondido a diversos asuntos, el entrevistador le hizo una pregunta sobre el homenaje a Pinochet que partidarios del dictador le ofrecieron el pasado 10 de junio.

El acto causó una protesta de los detractores del dictador e incidentes callejeros que terminaron con heridos y detenidos.

Cuando la pregunta, "la última, muy puntual", según el entrevistador, le fue planteada a Piñera, una de sus asesoras se interpuso frente a la cámara y dio por terminada la entrevista.

Según se aprecia en el vídeo, mientras Piñera despedía al entrevistador con un "bien señor, muchísimas gracias", éste insiste: "Pero Presidente, ¿no le puedo formular esa pregunta?".

"No, si puede formular esa pregunta, (pero) se me acabó el tiempo", responde el mandatario, mientras su asesora acota: "Estamos atrasados para el punto de prensa a las 10.30. La entrevista era de 10 y llevamos 20 minutos".

Cuando parecía que ahí terminaba todo, Piñera dice, "Ahora, le digo de inmediato..."."¡Dígame!, por favor", responde el periodista. "No, no, fuera de cámara, señala Piñera, pero para que usted sepa fui, soy opositor...".

En eso aparece otro asesor bloquea la cámara, aunque se sigue escuchando al periodista: "Sabe, cuál era la pregunta... es parte de la libertad de expresión", dice. "Por supuesto que es parte de la libertad de expresión", responde Piñera.

Pero acto seguido, el mismo asesor que bloqueó la cámara arrancó el cable de audio y no se escucha nada más.

"Fui un opositor al Gobierno del Presidente Pinochet, porque creo y siempre he creído que la defensa de los derechos humanos es algo intransable", dijo este viernes el mandatario chileno.

Esos derechos "deben ser defendidos siempre, en todo lugar, tiempo y circunstancia. Pero también creo en la libertad de expresión" por lo cual, "el gobierno va a respetar y va a hacer respetar la libertad de expresión de todos y cada uno de los chilenos y con mayor razón de los que piensan distinto".

Esos temas "deben ser tratados en Chile y no fuera de Chile", acotó.