La Justicia argentina ordenó la excarcelación del empresario Claudio Cirigliano, dueño del grupo de transporte al que pertenece la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), al cumplirse hoy cuatro meses del accidente ferroviario en la capital argentina, en el que murieron 51 personas.

El Centro de Información Judicial informó que la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional no sólo dispuso la excarcelación de Claudio Cirigliano sino también la de Carlo Michele Ferrari, presidente de TBA.

Ambos directivos habían sido detenidos a inicios de este mes por orden del juez Claudio Bonadío, a cargo de la pesquisa del accidente, por supuestamente "obstruir el proceso de investigación" de la tragedia.

La decisión del tribunal de alzada coincide con la realización de homenajes a las víctimas del accidente al cumplirse hoy cuatro meses de ocurrido el siniestro, cuando un tren de cercanías se incrustó contra una de las cabeceras de la estación ferroviaria de Once, una de las principales de la capital argentina.

Los familiares de los 51 muertos en el accidente inauguraron hoy un mural en recuerdo de los fallecidos en la estación de Once, donde reclamaron "justicia" y una "reconversión urgente" para los trenes que comunican la capital argentina con su periferia urbana.

Uno de los familiares, Paolo Menghini, padre del joven Lucas Menghini que fue el último fallecido encontrado tras el accidente del tren Sarmiento el pasado 22 de febrero, pidió "trabajo claro y constante justicia en encontrar a los responsables".

El pasado 24 de mayo el Gobierno argentino rescindió el contrato de concesión de trenes de pasajeros a TBA, tres meses después del accidente ferroviario en la estación de Once, que dejó 51 muertos y más de 700 heridos y puso sobre el tapete el pésimo estado del servicio.