Moody's Investors Service redujo la calidad crediticia de algunos de los mayores bancos del mundo, incluyendo Bank of America, JPMorgan Chase, Deutsche Bank y HSBC, ante el temor de que no puedan satisfacer sus deudas en un mundo mercantil convulsionado.

La degradación del jueves por la noche es a la postre la medida con la que Moody's considera la capacidad de los bancos para pagar sus deudas. La agencia redujo además la clasificación de Barclays y Goldman Sachs.

Los bancos "tienen exposición suficiente al riesgo y volatilidad de las enormes pérdidas inherente a las actividades de los mercados", dijo el director gerente bancario de Moody's, Greg Bauer, en una nota al explicar la degradación de los bancos.

Empero, Bauer dijo que algunos de los grandes bancos, incluyendo JPMorgan Chase y HSBC, cuentan con reservas suficientes en otros negocios que podrían actuar de "amortiguadores" en tiempo de crisis.

Moody's indicó que había considerado reducir la calidad crediticia de los principales bancos estadounidenses y europeos.

Una degradación significa generalmente que los bancos tendrán que pagar más por sus créditos. Los inversionistas piden más dinero por invertir con mayores riesgos. Empero, ya que los intereses se encuentran en bajas récord, esa degradación no signifique quizá demasiado.

La bolsa valoró acertadamente la degradación, dijo el analista bancario Bert Ely, de Washington. "Llevan enviado telegramas sobre esto desde hace meses", agregó.

Las acciones de los principales bancos estadounidenses subieron tras ser anunciada la noticia, una vez cerrada la bolsa.

Las acciones de Morgan Stanley subieron más de un 3,2%, ganando 45 centavos a 14,41 dólares. JPMorgan Chase & Co. vio ascender las suyas 38 centavos a 35,89 y el Bank of America Corp. ganó 6 centavos a 7,88 dólares.

Citigroup Inc. dijo que "rechaza enérgicamente" la valoración de Moody's y no cree que afectará sus negocios.

En Londres, el Royal Bank of Scotland, uno de los cuatro bancos británicos cuya clasificación crediticia fue rebajada por Moody's Investors Service, se quejó el viernes de que la decisión se basa en el pasado.

TBS, que fue nacionalizado en parte, vio su clasificación de crédito rebajada el jueves, junto con las de HSBC, Barclays y Lloyds Banking Group.

RBS dijo el viernes que la decisión se basaba en el pasado y "no reconoce adecuadamente las mejoras substanciales que el grupo ha hecho en su balance, sus fondos y perfil de riesgo".

HSBC y Barclays no reaccionaron de inmediato al anuncio de Moody's.

___

El redactor financiero de AP Christina Rexrode contribuyó a este artículo.