La tormenta "Chris" perdió hoy de nuevo intensidad en aguas del norte del Atlántico al bajar sus vientos máximos sostenidos a 85 kilómetros por hora, y se espera que desaparezcan en las próximas horas sus características tropicales.

"Chris", que llegó este jueves a ser un huracán de categoría 1, el primero de la temporada en la cuenca atlántica, se transformó luego en una tormenta tropical.

La tormenta se desplaza con una velocidad de traslación de 22 kilómetros por hora y se halla a 700 kilómetros al este-sureste de Cabo Race, en Terranova (Canadá), indicó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU en su boletín de las 09.00 GMT de hoy.

"Se pronostica que se debilite aún más y que se convierta en un sistema postropical hoy más tarde", agregó el CNH, con sede en Miami.

"Chris", pese a que llegó a ser ayer durante unas horas un huracán de categoría 1 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de 5, en ningún momento amenazó a zonas pobladas porque se desplaza de momento sobre aguas abiertas del Atlántico norte.

La tormenta se mueve hacia el noroeste y se vaticina que girará hacia el suroeste y luego hacia el sur durante el fin de semana, según el CNH.

"Chris" se formó el martes y es la tercera tormenta de la temporada en la cuenca atlántica, que comenzó oficialmente el pasado 1 de junio y se prolongará hasta el 30 de noviembre.

En lo que va de temporada se han formado un huracán, "Chris", y dos tormentas, "Alberto" y "Beryl".

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) pronostica una "temporada menos activa con relación a años recientes" para la cuenca atlántica.

Se prevé que se formen entre 9 y 15 tormentas tropicales, de las que entre 4 y 8 se transformarían en ciclones y de estos entre 1 y 3 alcanzarán las categorías 3, 4 y 5, las mayores en la escala Saffir-Simpson, según la NOAA.