EEUU - La oficina de las Grandes Ligas dio a conocer la suspensión de ocho partidos impuesta al relevista dominicano Joel Peralta, de los Rays de Tampa Bay, al haberle sido descubierta una substancia extraña en su guante.

NOTA PREVIA: Nationals y Rays se enfrentan con tensión entre Dogouts

El descubrimiento se dio el pasado martes durante el partido que disputó su equipo contra los Nationals de Washington y fue expulsado antes que pudiese hacer ningún lanzamiento en la parte alta de la octava entrada.

Un árbitro, a requerimiento del piloto de los Nationals, Davey Johnson, acudió al montículo, donde estaba calentando Peralta, y descubrieron en la revisión que tenía "una cantidad significativa de resina de pino", de acuerdo con el jefe del cuerpo de umpires Tim Tashida.

Los umpires se llevaron el guante y expulsaron a Peralta, que cuando abandonaba el terreno de juego, se quitó la gorra, haciendo una suerte de saludo irónico a la cueva de los Nationals.

Peralta estaba programado a comenzar a cumplir su suspensión el jueves, cuando los Rays concluyeran su serie contra los Nationals.

Sin embargo, el quisqueyano ha decidido apelar la sanción y no tendrá que cumplirla hasta que se complete el proceso de apelación.

La acción de Johnson, de solicitar a los árbitros que examinasen el guante de Peralta, que en la temporada del 2010 jugó con los Nationals, fue calificada por el piloto de los Rays, Joe Maddon como la de un "cobarde" al aprovecharse de la "información privilegiada" que tenía de un jugador y además de algo que es común entre todos los lanzadores de las Grandes Ligas.

Por su parte, Johnson respondió a Maddon que se leyese el "reglamento" antes de criticar su acción.

Sin embargo, ambos estuvieron de acuerdo que la acción de Peralta no era merecedora de ningún tipo de suspensión, pero las Grandes Ligas no lo han visto igual y el fuerte castigo que ha recibido hará que el enfrentamiento entre Johnson y Maddon adquiera mayores proporciones.