Islandia continuó hoy su avance hacia una futura entrada en la Unión Europea (UE) con la apertura de negociaciones de adhesión en tres nuevos capítulos: Transporte, Empleo y Política social y Control Financiero.

Las dos partes celebraron hoy en Bruselas la cuarta ronda de diálogo a nivel ministerial desde que comenzó el proceso, en julio de 2010.

"Islandia está en la buena vía para acceder a la Unión Europea", afirmó el ministro danés para Asuntos Europeos, Nicolai Wammen, en una rueda de prensa tras la reunión.

A su vez, el comisario europeo de Ampliación y Cohesión, Stefan Fulle, calificó las negociaciones con Islandia como "las más rápidas y exitosas desde que se abrió el proceso de ampliación aunque hay retos por conseguir en los que se necesitará más cooperación".

Fulle añadió que "el debate público en Islandia sobre la adhesión es importantísimo, ya que son los islandeses quienes decidirán, en última instancia, entrar a formar parte o no".

La reunión también sirvió para abrir negociaciones en cuatro nuevos capítulos en los que hubo un inmediato acuerdo, dada la muy avanzada adaptación de la legislación islandesa a las normas comunitarias.

Estos capítulos fueron los de Salud y Consumo; Defensa, Seguridad y Exteriores; Energía y Competitividad.

Tras la conferencia de adhesión de hoy, de un total de 35 capítulos que componen las negociaciones de adhesión de un país a la UE, en 18 ya se han iniciado las negociaciones mientras que en 10 han sido cerradas provisionalmente con acuerdos.

Las negociaciones continuarán durante el próximo semestre con el objetivo de "conseguir avanzar el proceso" de adhesión.

A priori, la pesca, la agricultura, el medio ambiente y los servicios financieros deben ser los sectores más problemáticos de las discusiones, algunos de los cuáles podrían tratarse en los próximos meses, cuando se celebrarán nuevas conferencias de adhesión para seguir avanzando.

Islandia solicitó formalmente su ingreso en la UE en julio de 2009, después de verse duramente golpeada por la crisis financiera.

El Gobierno del país tiene previsto consultar en un futuro a sus ciudadanos sobre la adhesión a la Unión, que según las encuestas no cuenta con un gran apoyo entre la población.

Dada su cercanía en muchas áreas a los Veintisiete, Islandia podría estar en disposición de ser el siguiente país en unirse a la UE después de que lo haga Croacia, que ya ha firmado el tratado de adhesión y su unirá oficialmente al bloque en julio de 2013.