Un incendio arrasó el viernes un barrio miseria en la capital india, destruyendo centenares de chozas donde residentes habían almacenado plástico y goma para revenderlos.

No se reportaron muertos ni heridos, dijo el jefe de bomberos A.K. Sharma.

Le tomó a 25 camiones de bomberos y unos 70 bomberos unas dos horas para extinguir las llamas. Humo negro se elevaba de pilas ardientes de botellas plásticas, lonas, neumáticos y pedazos de madera que habían sido acumulados por los residentes del barrio, que se ganan la vida recogiendo basura para reventa.

El incendio destruyó casi todas las chozas del lugar, que estaban amontonadas junto a tres hospitales en la sección histórica de la ciudad. Los hospitales fueron protegidos de las llamas por un muro de ladrillos, dijo Sharma.

La residente Nasima Khatum lloraba mientras inspeccionaba los restos de la choza en la que vivía con sus dos hijos.