María Teresa Castillo, pionera de los derechos de la mujer y figura emblemática de los movimientos culturales en Venezuela, falleció el viernes, informaron sus familiares. Tenía 103 años.

"Con mucha tristeza les anuncio que murió mi madre María Teresa Castillo...una mujer que le dio todo a este país", dijo su hijo Miguel Henrique Otero, editor del diario El Nacional, a través de su cuenta en la red social de Twitter, sin dar otros detalles.

La periodista y ex legisladora de izquierda fue una incansable activista de los movimientos de igualdad de género, las libertades democráticas y del teatro "hasta sus últimos días", comentó el actor y director teatral Héctor Manrique.

"No dudo en afirmar que María Teresa Castillo fue la persona que más impulsó el teatro venezolano", agregó.

Castillo fue directora y asesora de las más importantes instituciones culturales y compañías teatrales del país, lo que la convirtió en una figura del mundo artístico venezolano, reconocida a nivel internacional.

José Antonio Abreu, que ha revolucionado la educación musical en el país a través de un programa técnico único conocido como El Sistema, expresó su tristeza "por la desaparición de quien fuera una de las más grandes amigas e impulsoras" de ese programa. El programa busca dar a los niños pobres la oportunidad de adentrarse en la música clásica.

Abreu recordó en un comunicado que "hace 40 años, ella brindó generosamente su personal auspicio" a los primeros conciertos de la Orquesta Nacional Juvenil, incluyendo "espacios de ensayo, instrumentos".

"Contribuyó además a la captación y sostenimiento de los primeros maestros y pedagogos, con quienes contamos desde los años 70, la mayoría de los cuales permanecen al frente de su noble labor", acotó.

El Sistema produjo talentos como Gustavo Dudamel, el joven director de la Filarmónica de Los Angeles.

En 1936 Castillo se convirtió en una de las primeras mujeres en ejercer periodismo en Venezuela. Su inclinación por el arte la llevó a inaugurar en 1942 la sección cultural del diario capitalino Ultimas Noticias, la que llegó a ser en una de sus primeras trincheras para promover las artes en el país.

En 1958 se estrenó como cabeza del Ateneo de Caracas, institución en la que se mantuvo en el cargo honorífico de presidenta vitalicia.

Ideó el Festival Internacional de Teatro de Caracas, una prestigiosa muestra teatral que desde 1973 reúne periódicamente en la capital venezolana a decenas de directores y cientos de actores nacionales y extranjeros.

Los gobiernos de Colombia, Cuba, Chile, España, Francia e Italia la colmaron de reconocimientos por sus contribuciones al arte, entre las que destacan la Orden de Isabel la Católica de España; la Medalla y Botón de Oro Alejo Carpentier de Cuba; la Orden de las Artes y las Letras del Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, y la Orden al Mérito de la República Italiana en las categorías de Cavaliere y de Commendatore.

Contrajo matrimonio en 1946 con el poeta, novelista y periodista Miguel Otero Silva, cofundador de diario El Nacional y quien en 1928, año en el que se conocieron, participó activamente en las revueltas estudiantiles contra el gobierno dictatorial del general Juan Vicente Gómez (1908-1935). Otero Silva falleció en 1985.