Alemania exhibió todas sus virtudes y derrotó el viernes 4-2 a Grecia para avanzar a las semifinales de la Eurocopa.

Vertical, veloz y contundente, la selección de Joachim Loew se impuso con dianas de Philipp Lahm (39 minutos), Sami Khedira (61), Miroslav Klose (68) y Marco Reus (74). Giorgos Samaras igualó transitoriamente por Grecia a los 55 y Dimitris Salpingidis maquilló el marcador con un penal a los 89.

"Cometimos algunos errores tontos, pero al final anotamos cuatro goles", dijo Lahm. "Tuvimos muchas oportunidades en los primeros 10 a 15 minutos", señaló.

Alemania se clasificó por séptima ocasión a las semifinales de la Euro, donde enfrentará el jueves al ganador del partido del domingo entre Inglaterra e Italia. El campeón España choca el sábado contra Francia para decidir el oponente de Portugal, el otro semifinalista del torneo.

Loew se dio el lujo de dejar en la banca a titulares como Mario Gómez, el goleador de Alemania en esta Euro con tres tantos, Thomas Mueller y Lukas Podolski, pero de todas formas sus reemplazantes demostraron que la selección germana es una de las favoritas, sino la gran favorita, para alzarse con el título.

Grecia apeló a su fórmula de siempre: defenderse con todo y apostar al contragolpe, una receta con la que conquistó la Euro de 2004.

Aunque tocó la puerta del área griega desde los primeros minutos, Alemania no encontraba la forma de vencer el cerrojo helénico y fallaba en el toque final.

Finalmente, fue un pincelazo de genialidad el que abrió el marcador, cuando Lahm enganchó una pelota a botepronto y sacó un cañonazo con comba desde afuera del área que el arquero Michalis Sifakis no pudo atajar.

Alemania tuvo otras oportunidades antes del entretiempo, pero se fue al descanso con una ventaja mínima con sabor a poco, tomando en cuenta su abrumadora ventaja en posesión del balón (71-29 por ciento en todo el partido) y remates al arco (14-5).

Obligados a anotar, los griegos salieron con una mayor vocación ofensiva en el complemento y se esperanzaron con el gol de Samaras, quien empujó el balón a bocajarro para culminar un rápido contragolpe que inició Salpingidis por la banda derecha.

El gol fue como un bofetón para los alemanes, que reaccionaron con furia y bombardearon el arco de Sifakis.

"Grecia es un equipo curioso. Tuvieron una oportunidad y anotaron dos goles", dijo el director técnico de Alemania Joachim Loew. "Pero no nos pusimos nerviosos después del 1-1, y los goles llegaron", señaló.

"No pudimos respirar e hicimos muy poco con nuestras oportunidades", señaló el director técnico de Grecia Fernando Santos. "El primer gol dificultó mucho las cosas para nosotros, a pesar de nuestro buen esfuerzo defensivo", añadió.

Khedira les devolvió la ventaja al prender la pelota en el aire desde cerca del punto de penal, Klose aumentó la diferencia con un cabezazo y Reus completó la sinfonía al enganchar la pelota de primera y mandarla al ángulo tras un rebote del portero griego.

"Cuando concedimos un segundo gol tuvimos que abrirnos y eso nos costó", indicó Dimitris Salpigidis. "Espero que los griegos se hayan animado algo al vernos luchar", agregó.

___

Alineaciones:

ALEMANIA: Manuel Neuer, Jerome Boateng, Mats Hummels, Holger Badstuber, Philipp Lahm, Sami Khedira, Bastian Schweinsteiger, Marco Reus (Mario Goetze, 80), Mesut Oezil, Andre Schuerrle (Thomas Mueller, 67), Miroslav Klose (Mario Gomez, 80).

GRECIA: Michalis Sifakis, Yiannis Maniatis, Giorgos Tzavelas (Giorgos Fotakis, 46), Kyriakos Papadopoulos, Grigoris Makos (Nikos Lymberopoulos, 72), Georgios Samaras, Dimitris Salpigidis, Vassilis Torosidis, Sotiris Ninis (Fanis Gekas, 46), Sokratis Papastathopoulos, Costas Katsouranis.