El candidato de la Hermandad Musulmana a la presidencia del país exhortó el viernes a las autoridades a que publiquen los resultados de las elecciones del fin de semana pasada lo más pronto posible y advirtió sobre la manipulación de la "voluntad del pueblo".

Mohamed Morsi dijo el viernes que un frente se está formando en contra de una serie de acciones del consejo militar que amenazan con restringir los poderes del próximo presidente. Morsi se presentó en una conferencia de prensa junto a un grupo de figuras públicas y representantes de los jóvenes, agregando presión a los generales que gobiernan el país.

La Hermandad declaró a Morsi ganador de las elecciones presidenciales apenas horas después de que cerraron los puestos de votación el domingo. El anuncio fue denunciado por el rival de Morsi, Ahmed Shafiq, que fue el último primer ministro del derrocado Hosni Mubarak.

El consejo militar gobernante de Egipto culpó el viernes a la Hermandad Musulmana por el aumento de las tensiones al dar a conocer anticipadamente los resultados e insistió en que sus recientes decisiones que concedieron amplios poderes a los militares fueron necesarias para gobernar la nación.

El consejo militar dijo que hacer ese anuncio antes de la declaración oficial fue "injustificado" y el motivo principal de la confusión y las divisiones que alteran la situación política.

"Anunciar los resultados de la elección presidencial antes de la declaración oficial es injustificado y uno de los motivos principales de la división y confusión prevalecientes en el ambiente político", dijo la declaración, leída por la televisión estatal. No mencionó específicamente a la Hermandad Musulmana.

En tanto, decenas de miles se congregaron en la Plaza Tahrir de El Cairo para apoyar a Morsi. Los manifestantes denunciaron el control militar que privará al próximo líder buena parte de su autoridad.

Los generales emitieron la semana pasada una declaración constitucional que les otorgó amplios poderes que socavan la autoridad del futuro presidente. El documento provocó reacciones de condena internacional.

Los resultados oficiales debían ser anunciados el jueves, pero las autoridades postergaron el anuncio, lo que provocó una ola de acusaciones de manipulación.

El consejo militar también rechazó los llamamientos a reponer el Parlamento, que es encabezado por la Hermandad y que fue disuelto por una decisión judicial la semana pasada. Los militares dijeron que las decisiones de la justicia deben ser respetadas.

El consejo agregó que su declaración constitucional era necesaria para que los militares tuvieran control durante este "período crítico".

La Hermandad ha convocado a manifestaciones de protesta que entraron el viernes en su cuarto día.