La policía austríaca ha detenido en el sur de Viena a un sobrino del derrocado dictador iraquí Sadam Husein, buscado desde el año 2006 por la justicia de Irak, informó hoy a Efe un portavoz del Ministerio del Interior de este país.

Según el portavoz Karl-Heinz Grundböck, la policía austríaca pidió ayer al mediodía la documentación a tres hombres en la estación de trenes de Traiskirchen, en el sur de Viena, donde está el principal centro de acogida para refugiados del país.

Los tres aseguraron que carecían de documentación, ya que sus pasaportes falsos fueron confiscados por los traficantes de personas que los llevaron a la república alpina, indicó la fuente.

Después de tomarles la huellas dactilares, uno de los tres iraquíes dijo ser un sobrino de Sadam Husein.

Según Grundböck, gracias a las huellas dactilares "se ha podido determinar con seguridad la identidad del retenido", cuyo nombre no ha sido revelado por razones de seguridad ni tampoco sus funciones durante la dictadura de Sadam Husein.

El hombre, de 42 años, ha sido enviado a un lugar secreto para evitar que sea reconocido y perseguido por otros ciudadanos iraquíes refugiados en Austria, agregó el portavoz.