La Corte Centroamericana de Justicia (CCJ), con sede en Managua, admitió un recurso de conflicto entre poderes del Estado presentado por el Parlamento salvadoreño contra el Supremo, y ordenó medidas cautelares, informó hoy una fuente oficial.

La decisión, tomada por unanimidad de los jueces regionales la noche del jueves, suspende los efectos de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador, que declaró inconstitucional la elección de 20 magistrados judiciales en el Parlamento y solicitó un nuevo proceso, declaró a Efe el presidente del tribunal, el nicaragüense Carlos Guerra.

El funcionario añadió que la Corte Centroamericana estudiará el caso "con toda la seriedad" y que al admitir el conflicto entre poderes del Estado en El Salvador "todo vuelve a su estado anterior", es decir que se considera válida la elección de los 20 magistrados judiciales hasta que el tribunal emita una sentencia.

El Parlamento salvadoreño solicitó el pasado día 20 a la Corte Centroamericana tramitar con "suma urgencia" el recurso de conflicto entre poderes del Estado para evitar "un caos" en El Salvador debido a la falta de jueces en el Supremo.

El máximo tribunal de justicia de El Salvador anuló el día 5 las elecciones de diez magistrados y sus respectivos suplentes, hechas en 2006 y el 24 de abril pasado por la Asamblea Legislativa, porque una misma legislatura no puede elegir jueces en dos ocasiones, pero el Parlamento se opone a esa sentencia.

La Constitución salvadoreña establece que cada tres años debe renovarse un tercio del Supremo, integrado por quince magistrados propietarios y sus suplentes, que cumplen así períodos escalonados de nueve años, pero no establece en qué legislatura debe ser la elección.

Por otro lado, Guerra explicó que en la sesión del jueves, la Corte regional no discutió una demanda de dos organizaciones no gubernamentales de El Salvador que ayer pidieron no admitir el recurso de conflicto entre poderes del Estado.

Las salvadoreñas Coalición para la Reforma Política y Electoral (CRRE) y la Iniciativa Social para la Democracia (ISD) también solicitaron al tribunal centroamericano separar del caso al magistrado Ricardo Acevedo, de quien dicen que tiene un parentesco con el presidente del Parlamento de El Salvador, Sigfrido Reyes, que fue quien presentó el recurso de conflicto entre los poderes.

Según Guerra, esa demanda llegó el jueves a la Corte Centroamericana mientras los magistrados estaban en una sesión, por lo que no fue discutida.

Esa petición, añadió, será analizada la próxima semana.

La Corte Centroamericana de Justicia tiene dos jueces de El Salvador, dos de Guatemala y dos de Nicaragua.