Cientos de policías bolivianos, acompañados por sus mujeres, están saqueando y destrozando la sede de la Inteligencia de su institución y quemando los archivos, cerca del Palacio de Gobierno de La Paz, constató Efe.

Los agentes salieron del cuartel de la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP), que tomaron por la fuerza el jueves, desfilaron ante el Palacio Quemado, donde tiene sus oficinas el presidente Evo Morales, y luego atacaron las oficinas de la Inteligencia de la Policía Nacional.