Iker Casillas ha vuelto a aparecer cuando la selección española le necesita. Sus paradas salvadoras han sido la base del éxito de la 'Roja' para conquistar Europa y el mundo. "No soy ningún santo" responde al mote de 'San Iker'. "Mejor que me llaméis así que no tuercebotas". En su cabeza se dibuja a diario la imagen levantando una nueva Eurocopa.

El día que se cumplen cuatro años de un momento que cambió la historia de la selección española, los penaltis de cuartos de final de la Eurocopa 2008 ante Italia, Casillas atiende a Efe. Mantiene la misma naturalidad que en sus inicios pero habla con la experiencia que le da ser ya el veterano del grupo.

Iker sale al paso de la crítica y defiende la ilusión que el aficionado de a pie le transmitió por la calle antes de iniciar un nuevo reto. No escatima en elogios y respeto hacía Francia, rival de cuartos. Antes que ilusionarse con el 'Balón de Oro', lo hace con la imagen de sus compañeros alzándole con un nuevo trofeo que cierre la triple corona.

Pregunta: 22 de junio. Se cumplan cuatros años de un día que cambió la historia de la selección. Los penaltis ante Italia en la final de cuartos de la Eurocopa 2008.

Respuesta: ¡Qué recuerdos!. Fue una liberación. El momento en el que sientes que te has quitado un peso de encima. Aquello que vivimos fue clave para comenzar a ganar títulos con la selección absoluta. La verdad es que creo que si no llegamos a pasar esa tanda de penaltis ante Italia, nada de lo que hemos vivido posteriormente nos hubiese llegado.

P: Esos dos penaltis a Italia. El de Paraguay en el Mundial. El mano a mano ante Robben en la final con Holanda. Sus reflejos ante Rakitic frente a Croacia en esta Eurocopa. Aparece siempre en las grandes citas y luego huye del protagonismo.

R: Realmente no es por modestia, tampoco salgo del estadio como si nada, sabes lo que has hecho, pero es que son muchos años como portero de la selección y el Real Madrid. Hay que hacer uso siempre de la prudencia y la humildad. Constantemente. Las cosas se están haciendo bien, se trabaja duro y no me gusta mucho que se hable de mí. Ni para lo bueno ni para lo malo.

P: ¿Admite ya que la prensa le llame el santo?

R: Me lo tomo con cariño. Por lo menos me llaman el santo no el tuercebotas (risas). Como es con cariño se agradece, pero yo no soy ningún santo ni nada por el estilo, por favor.

P: ¿Por qué se hacen campañas por el Balón de Oro para Leo Messi o Cristiano Ronaldo y ninguna por Iker Casillas? ¿no cree que si gana la Eurocopa lo merecerá tanto como ellos?

R: Para eso se tienen que dar primero muchísimas carambolas, la primera es que España gane la Eurocopa. Hasta que no lo consigamos es hablar por hablar. Lo principal ahora mismo es pasar la eliminatoria ante el rival más complicado de todos los que podíamos tener, Francia, y luego veremos que ocurre. Las cosas hay que ir paso a paso porque si pensamos en el más allá caeremos a las primeras de cambio.

P: Casillas ya ganó la Liga, ¿no cree que será decisiva la Eurocopa?

R: Soy un portero y no creo que este premio vaya a cambiar ahora porque sí. Son muchos años ya. Siempre se va a valorar más a un jugador de campo que a los puestos de atrás. Siempre se premia más al que mete el gol que no al que lo impide. Es una cosa que no me preocupa, no me obsesiona.

P: ¿Le obsesiona más Francia?

R: Por supuesto. Tengo malos recuerdos con Francia. Unos cuantos. La última vez que a España nos han eliminado de una fase final fueron ellos. Nos ganaron 3-1 en el Mundial de Alemania. Es verdad que en ese momento nosotros éramos un equipo emergente, que prácticamente estaba construyéndose y ante un rival que ya estaba formado, a punto de cambiar jugadores que ya dejaban paso a los más jóvenes. Ese es un mal recuerdo de un día complicado. Siempre que te eliminan es un momento difícil de superar.

P: Ya lo había sufrido en su primera experiencia con España, en la Eurocopa 2000 también ante Francia.

R: Es verdad pero ahí mi papel era más secundario, el de un chaval que tiene 19 años y que llega a la competición con la ilusión de su primera convocatoria. El primer recuerdo que tengo son los cuartos de final, ante una campeona del mundo como era la Francia del 98. Un partido con grandes jugadores y un gran equipo, pero ese plus de suerte que siempre tienen las selecciones grandes otra vez le volvió a favorecer a ellos.

P: El famoso factor suerte del que siempre habla y que en las últimas competiciones cayó de nuestra parte.

R: Sí, pero en aquella competición siempre estuvo del lado de Francia. Recordarás que nosotros pudimos empatarles con un penalti. Ganaron también con gol de oro de Zidane la semifinal ante Portugal y para mas inri en la final ante Italia en el minuto 90 perdían 1-0 cuando marcó Wiltord y luego ya en la prórroga Trezeguet. Si no tienes ese factor suerte imagina lo que cambia la historia.

P: En la última desilusión del fútbol español, la eliminación del Mundial de Alemania, ¿se le faltó el respeto a Zidane?

R: Por nuestra parte no, fueron cosas de la prensa. Muchas veces ponen en nuestra boca cosas que no decimos. Los jugadores solo teníamos respeto a Zidane. Nosotros no queríamos jubilarle. Menos aún yo que era un compañero del Real Madrid que estaba en sus últimos años pero era igual de bueno que antes.

P: ¿Fue la última vez que lloró con la selección?.

R: No, la última vez que lloré fue, por suerte, de alegría. En el Mundial 2010.

P: De aquella emotiva celebración a la actualidad hay un mundo. Puede ser la presión que siente el campeón, pero España fue la única selección de esta Eurocopa que no celebró sobre el césped su pase a cuartos.

R: Es que fue un partido que según transcurrió fue diferente al resto. Tuvimos que sufrir hasta el último momento para poder conseguir la clasificación. Luego también lo llevamos por dentro. En el vestuario, quitada toda la presión de encima, todos nos felicitamos y nos animamos para seguir el camino a por esta Eurocopa.

P: ¿Cómo está recibiendo la crítica la selección?

R: Creo que cuando tienes el listón muy alto, cuando vienes de ganar Eurocopa y Mundial, la gente inconscientemente piensa que va a ser coser y cantar. Y para nada es así. Es difícil. También las selecciones se renuevan, tienen mucha ilusión y ganas de derribar a la que tiene la hegemonía a nivel mundial que es la selección española. Pero también nosotros tenemos que entenderlo y jugar con ello. No podemos relajarnos y pensar que vamos a ganar otra Eurocopa por nuestro nombre. Hay que luchar, sacrificarse e incluso ser mejores que anteriormente.

P: ¿Tiene la sensación de que se le estaba esperando a Vicente Del Bosque para criticar cualquier decisión?

R: ¿Sabes lo que pasa?. Que ahora no hay de qué hablar con Real Madrid y Barcelona y todo se centra en la Eurocopa. Le ha tocado a Vicente. Que si pone el nueve, tres defensas o cinco. Todos los días hay que debatir de algo. Lo importante es que dentro estamos contentos con la labor del 'míster' y que es él al final el que tiene la última palabra a la hora de decidir un equipo. Para bien o para mal. Le guste más a unos y menos a otros. A millones o miles. Al fin y al cabo es verdad que hay muchos seleccionadores en un país pero solo uno que tiene el poder de decisión. Es él y nadie más.

P: ¿Siente como capitán que falta paciencia en el entorno?

R: No, creo que a la gente de España no. El aficionado español me ha transmitido todo lo contrario por la calle antes de venir a la Eurocopa. Por la calle me deseaban toda la suerte del mundo y te agradecen haber vivido lo que han vivido. No contaban con ello. Me dan las gracias por haber emocionado tanto a nuestro país, por haber disfrutado de la dos imágenes que en teoría nunca se podían ver y que era impensable vivirlas. Lo que piden es que lo intentemos hacer lo mejor posible, que les demos otra gran alegría, pero no porque sea un fracaso si no llegamos a ganar la Eurocopa.

P: Dice que Francia es el peor rival que podía tocar a España.

R: Sin ninguna duda. Para mí es una de las claras favoritas para el título. Tiene jugadores excepcionales de muchísimo talento como Nasri, Ribery o Benzema. Un grupo sólido defensivamente atrás. Luego Lloris que está siendo un portero espectacular. El seleccionador, Laurent Blanc, con muy buenas ideas de fútbol. Todos mis respetos hacia ellos porque tienen un gran equipo.

P: Esperará que el buen año de Karim Benzema tengo un mal colofón.

R: Esperemos que no sea su día. Aunque a lo mejor tiene una noche muy buena, te marca tres goles pero los jugadores españoles también la tienen y marcan cuatro. Seguiría siendo su Eurocopa aunque España haya pasado.

P: ¿Qué cambió con Benzema para que evolucionase tanto esta temporada?

R: Karim ha cambiado. No es fácil asimilar un cambio tan grande como el que tuvo al principio al pasar de Lyon a Madrid. Lo fue asimilando poco a poco y entre que él se ha integrado más la ayuda de gente que le ha ayudado a abrirse un poco más, que no se sintiese tan solitario, ha sido bueno para su evolución como futbolista y para todos sus compañeros en el Real Madrid.

P: Xabi Alonso llega al centenar de partidos. Y se acercan Puyol, Fernando Torres, Sergio Ramos. Aunque su cuenta va por 134 y creciendo. Será difícil de alcanzar para nadie.

R: Creo que es importante para el fútbol español. Hasta hace unos años era impensable. Solo había un jugador que había pasado los cien partidos, Zubizarreta. Seguidamente fue Raúl. Más tarde llegué yo y ahora hay una generación que lleva mucho tiempo en la selección con futbolistas como Xavi, Puyol, Xabi Alonso, el niño Torres, Sergio. Pero si hay alguno que si tiene la opción de llegar lo más lejos posible, por mucho que se esté hablando de mí, es Sergio. Con la edad que tiene ha jugado muchísimos partidos y si depende de sí mismo, si se cuida y tiene la misma ilusión, posiblemente sea el jugador con más internacionalidades del fútbol español.

P: Para eso Casillas deberá retirarse y aún le quedan años, ¿no?

R: bueno (piensa), pero como todo en la vida también llegará el momento en que la gente que viene muy fuerte por abajo me desplace. Creo que hay porteros en la sub'21 como De Gea o Joel que aprietan y en cualquier momento pueden estar en la selección absoluta.

P: ¿Cuántas veces se le ha pasado por la cabeza la imagen levantando por tercera vez la copa de campeón?

R: La verdad es que no te voy a ocultar que sí que pienso en esa imagen. También por la alegría de este grupo que aún tiene cuerda para esta Eurocopa y lo estamos demostrando. No va a ser fácil. Ya no es como hace cuatro años cuando nos convertimos en sorpresa. Ahora ya somos una realidad.

P: ¿Qué puso en la final de la porra que hay en la selección?

R: España-Portugal. Ya no puede darse. Esperemos que sea en semifinales aunque de eso ya hablaremos.

Roberto Morales e Iñaki Dufour