El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, reivindicó hoy en Nueva York la necesidad de alcanzar un pacto fiscal y alertó de que, al igual que puede ocurrir con Europa, demasiada solidaridad "también puede romper España".

"Una falta de solidaridad puede romper España, pero un exceso de solidaridad también", dijo Mas ante la prensa a su salida de los estudios de la cadena CNN en la Gran Manzana, donde ofreció dos entrevistas para su servicio internacional y su canal en español en el marco de su visita a EEUU.

El presidente catalán emuló así las palabras formuladas hace unos días por el ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, aplicadas al sistema europeo y las trasladó "al contexto español".

"Lo que quizás vale para Alemania respecto al resto de Europa, vale de Cataluña hacia el resto de España", explicó Mas, quien aseguró que su región lleva "desde hace mucho tiempo" en una situación de excesiva solidaridad.

"Nunca hemos dicho que no tenga que haber solidaridad, la hemos practicado holgadamente y ahora no la discutimos, pero demasiada solidaridad también rompe el modelo y así estamos desde hace mucho tiempo", dijo el presidente.

La reivindicación del pacto fiscal no se debe "a avaricia, sino de la necesidad de que Cataluña pueda cumplir su función de motor económico" dentro del Estado español.

"Necesitamos tener los instrumentos a mano para relanzar la economía, algo bueno para Cataluña pero también para el conjunto del Estado español", agregó Mas.

Antes de hablar con la prensa, Mas dijo a la CNN que "si compara el dinero que mandamos a Madrid cada año y el que recibimos, hay una diferencia de 20.000 millones de dólares, lo que es una gran carga".

"Encima nos dicen que somos responsables de la deuda total y eso no es verdad. Si analiza la deuda de las regiones, llegará a la conclusión de que es solo el 13 % del total", defendió Mas, para quien "Cataluña es el gran motor económico en estos tiempos".

El titular de la Generalitat defendió que, aunque entidades financieras catalanas han presentado problemas, hay otras que han demostrado su solvencia, como el caso de Caixa Bank o Banco de Sabadell.

Sobre la crisis del sistema financiero en España, Mas lamentó que las medidas que se llevan a cabo ahora no se hubieran tomado antes, como hicieron "hace tres años Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Bélgica, Holanda y otros países".

El presidente catalán aseguró ante la prensa que el Gobierno anterior, el de ya expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, "no hizo los deberes" cuando debía, pero sí se vanaglorió de que "el sistema bancario español era el mejor del mundo y resulta que ahora necesita ayuda".

"Si se hubieran hecho los deberes, exigiendo responsabilidad, ahora quizás no estaríamos en la situación que estamos", remachó Mas, que asiste hoy a la cena inaugural del XVII Foro España Estados Unidos, con presencia del príncipe Felipe de Borbón y donde estarán representantes de las Administraciones de ambos países, así como presidentes de empresas destacadas a ambos lados del Atlántico.

El presidente de la Generalitat concluye mañana, sábado, su viaje a Estados Unidos, donde ha visitado Boston y Nueva York para promocionar la economía catalana y la "marca Barcelona".